thumbnail Hola,

El técnico portugués salió al terreno de juego del coliseo blanco como anunció en rueda de prensa para recibir el veredicto del público

El derbi llega para el Real Madrid en un momento realmente incómodo, muy alejado del liderato en Liga, y con una cierta distancia institucional entre el cuerpo técnico comandado por Mourinho y afición, vestuario y cúpula directiva. Y los pitos que recibieron los que jaleaban a José Mourinho en el partido ante el Alcoyano son la muestra clara de que no todo encaja a la perfección en el club blanco.

En la rueda de prensa de este viernes, previa al derbi, José Mourinho añadió si cabe una dosis más de tensión al choque, cuando ‘invitó’ al madridismo a pitarle a él a las 21:20 si con ello animaban luego al equipo. Y el técnico salió finalmente al césped del estadio Santiago Bernabéu a la hora prevista para recibir el veredicto del público. Aunque la entrada en el coliseo blanco en ese momento no llegaba a los 5.000 espectadores, el técnico portugués salió al terreno de juego y se llevó la ovación de los allí presentes.

Tras eso, a las 22:00, cuando los jugadores saltaron al campo y cantaron las alineaciones por la megafonía del estadio, el ercibimiento ya fue mucho más cálido y nítido, con el estadio lleno hasta la bandera. Y entonces ya sí se pudo apreciar mucho mejor que hubo más aplausos que pitos cuando nombraron a José Mourinho. No hubo pitos para ninguno de los jugadores, y sí más aplausos de lo normal para con el técnico madridista.

Relacionados