thumbnail Hola,

El Real Madrid llega al derbi habiéndose clasificado en Copa del Rey, pero tras dos tropiezos consecutivos en Champions y Liga, donde está a ocho puntos de los rojiblancos

Con los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ya finalizados, llega el momento de retomar las sensaciones con la Liga, algo más que necesario en la Casa Blanca. Y es que después del tropiezo ante el Betis, el Real Madrid marcha a once puntos del liderato, con lo que si quiere mantenerse con opciones de seguir al menos luchando por el título final, no puede dejarse más puntos por el camino. Aunque, paradójicamente, el próximo partido de Liga que ya aparece tras la esquina es de los pocos que parece propicio para ello: el derbi madrileño ante el Atlético.

Y es que en apenas tres meses, la historia hay que matizarla un poco. Este mismo verano, como viene sucediendo desde hace bastante tiempo, a cualquier aficionado madridista e incluso colchonero que se le hubiera preguntado por el derbi seguramente hubiera hablado de que esos son 6 puntos directos para la cuenta del Real Madrid, del maleficio atlético ante los blancos, o de la maldición del Santiago Bernabéu. No obstante, son ya once partidos los que el Atlético lleva sin ganar en el coliseo merengue. Y veintitrés en total.

La última victoria rojiblanca en feudo madridista fue el 30 de octubre de 1999 (1-3), hace ya nada menos que trece años. Hace mucho tiempo. Entonces, el Real Madrid sólo tenía siete Copas de Europa y el Barcelona sólo una, José Mourinho ni siquiera había empezado a entrenar en solitario, Florentino Pérez no había sido presidente blanco aún, y la selección española no había pasado aún de cuartos en un Mundial. Mucho tiempo, como se ve.

Sin embargo, el derbi de este sábado es distinto a todos los anteriores. El derbi de este sábado es el que a priori parece más proclive para que el Atlético pueda romper su maldición de trece años sin ganar a su gran rival de la capital. Y no ya porque el Real Madrid llegue inmerso en una crisis de resultados, tras perder en el Benito Villamarín y situado a once puntos del liderato. Sino sobre todo porque el Atlético llega en un momento de forma excepcional, a ocho puntos del Real Madrid en la clasificación de Liga, habiendo firmado el mejor arranque liguero de toda su historia, y con jugadores como Falcao de lo mejor del panorama mundial.

Es por todo este cúmulo de circunstancias por lo que esa racha del Real Madrid de trece años invicto parece menos importante que nunca. Por lo que el derbi de este sábado se vivirá con mayor expectación que nunca.

Artículos relacionados