thumbnail Hola,

El entrenador del Zaragoza se mostró decepcionado con su equipo, al que acusó de no saber cerrar bien el centro del campo tirando el esfuerzo a la basura

Manolo Jiménez se mostró muy enfadado tras la derrota sufrida en su propio estadio, La Romareda, ante el Celta de Vigo. El entrenador maño señalo que un equipo de la talla del Real Zaragoza tiene que aprender que no se puede perder en apenas diez minutos todo el trabajo y resultados conseguidos en los 80 primeros.

El preparador andaluz resaltó que al final del partido el conjunto maño entregó el centro del campo a su rival. La causa la encontró en haber jugado con uno menos en dicha zona, afirmando que "hemos arriesgado por querer ganar con la salida de Aranda y, en esos diez minutos, se han hecho dueños del centro del campo. Tenemos que saber cerrar el centro del campo", exigió.

A Jiménez no le entusiasman los partidos del lunes y comentó que el partido había sido "frío" y que el hecho de conocer lo que ocurrió en el resto de la jornada hizo difícil enchufar al equipo aragonés a su mejor versión.

Para finalizar declaró que a pesar de haber sido los culpables de regalar el partido en su última fase, se mostró de acuerdo con el técnico del equipo vigués en el sentido de que lo más justo hubiera sido un empate, pero al final lo que cuentan son los goles conseguidos por cada uno de los equipos.

Relacionados