thumbnail Hola,

El entrenador del Sevilla se marcha resignado del Vicente Calderón tras ser vapuleado por los de Simeone jugando con uno menos casi todo el partido

Míchel, entrenador del Sevilla, ha tenido que lidiar hoy contra muchos contratiempos. En el minuto 22 de encuentro el árbitro decretaba penalti y expulsión para Fazio. Para el entrenador madrileño, esa jugada "marcó el encuentro". Contundente derrota por 4-0 la que ha recibido el conjunto de Nervión.

"Sin querer justificar la derrota, lo cierto es que lo sucedido en ese fatídico minuto ha marcado mucho el partido. Hasta ese momento no había sucedido nada y, a partir de ahí, todo ha estado en contra para nosotros, con un gol en propia meta y un expulsado más", ha declarado tras el partido.

El entrenador sevillista explicaba que más allá de la inferioridad numérica, su equipo "no ha estado bien". "No hemos sabido defender, ni a nivel colectivo ni a nivel individual", remarca sobre los minutos posteriores al primer gol y que han decantado el encuentro del lado rojiblanco.

Sobre las aspiraciones del Atlético de Madrid esta temporada, Míchel tiene claro que no están en su misma liga, "el Atlético es un rival para la parte superior de la tabla, no para Europa. Por lo que se le ha visto hasta ahora puede ser un equipo para luchar por el primer puesto", ha comentado el técnico, "hoy ha tenido la contundencia de un equipo grande. La diferencia entre los grandes equipos y los que no lo son es la contundencia y la pegada, el Atlético tiene ambas", ha recalcado el ex jugador madridista.

Con respecto al futuro del Sevilla, el técnico cree que hay que levantar la cabeza cuanto antes y recordar las sensaciones de la semana pasada en el derbi sevillano: "Nosotros tenemos que seguir adelante sin desencanto, la liga es muy larga y hay que seguir adelante", ha concluido el entrenador.

Artículos relacionados