thumbnail Hola,

El ex delantero del Barcelona y el Sporting cuenta la historia de su vida en una película, una vida en la que no solo ha habido fútbol

Enrique Castro, más conocido como Quini, ha ofrecido una entrevista con motivo de la película que va a recordar su vida. "El Brujo frente al espejo", mostrará la vida del ex delantero más allá del fútbol, y se centrará en los duros momentos que ha pasado, como un secuestro o sobrevivir al cáncer. "Querían hacer una película de la persona. Perdí a mi padre con los 56, a mi hermano con 41, viví un secuestro, dos operaciones de cáncer Han sido momentos difíciles. Pero quitando lo del cáncer, son ya muchos años los que llevo encima y el tiempo, como suele decirse, va curándolo todo", dijo a AS.

Para el ex jugador asturiano, el momento más duro de su vida fue la pérdida de su hermano, no pudo entender su fallecimiento. "Fue muy extraño. Viendo donde fue me parece imposible que vayas un día a la playa a estar con la familia y te quedes allí, que no vuelvas. Me pareció imposible que en ese sitio, tal y como lo vi, pudiera ocurrir eso", contaba.

Quini confiesa que desde que ha superado su enfermedad, es una persona más sensible y se emociona con facilidad. "Cuando pasas dos operaciones de cáncer te quedas como más sensible, más tocado. A veces me cuesta hablar. Me quedo sin voz, me emociono...", confesaba.

Algo parecido, le pasa al rememorar su secustro, del que llegó a pensar que no saldría vivo, aunque años después ha conocido incluso a sus secustradores. "En el zulo había una trampilla en el techo y, de pronto, se abrió. Yo estaba en una esquina y lo primero que vi fue una pistola enorme. No era de los secuestradores, sino del policía que para abrir la trampilla la dejó en el suelo. Pero a mí se me quedó la imagen de aquella pistola. Cuando los conocí, salí más fortalecido, más a gusto conmigo mismo. De meterme en la cama y poder dormir. No guardo rencor de aquello. Todos cometemos errores", recuerda.

El ex futbolista no puede evitar enmocionarse al hablar de su Sporting, de los aficionado de "El Molinón", y de su amigo, y entrenador, fallecido Manolo Preciado. El Molinón es espectacular. "Se me pone la piel de gallina sólo con ver las banderas al aire, las bufandas. Estoy en el banquillo, miro y me da un respingo por la espalda. Manolo era espectacular. Estuve cinco años con él día a día, cinco años al lado de ese monstruo. Cuando me lo dijeron no daba crédito. Me pegó un palo impresionante. El día antes hablé con él por teléfono, y de un plumazo lo pierdes", narraba.

El ahora delegado del club gijonés no se moja al ser cuestionado sobre si Messi es el mejor jugador de todos los tiempos, ya que cree que otros muchos han marcado una época. "Messi está marcando una era pero no me gusta decir que el mejor del mundo es éste o aquel jugador. Todo son épocas. Cruyff marcó una. Maradona, otra. Messi está rompiendo todos los moldes. Ahora es su tiempo. Cristiano está casi a la misma altura", dijo.

Lo que sí que reconoce es el cambio que ha dado el fútbol desde su época como jugador. "En las cosas tácticas sobre todo. Muchísimo. Y la televisión. Antes había Champions y conectaban con Eurovisión, la mayoría de los partidos te los perdías. Ahora puedes ver fútbol a cualquier hora, todo es más grande. En lo futbolístico, la gente está mejor preparada físicamente. No es que antes no se corriera, pero la rapidez de ahora no la había", analiza.

Para finalizar, Quni se deshace en elogios para la exitosa selección española que tras años de fracasos, como ocurrió con su generación, ha sido capaz de proclamarse dos veces campeona de Europa, y también una vez como campeona del mundo. "Lo que está viviendo la Selección ahora es el trabajo de muchos años. Para mí hay tres motores: Xabi Alonso, Xavi e Iniesta. A estos no los tiene ninguna otra y están marcando una época muy bonita. Es dificilísimo que vuelvan a coincidir tres jugadores de esa calidad. Cuando no estén, la Selección será más vulnerable. El tiempo pasa para todos y hay que disfrutarles, que a lo mejor esto no se repite. Le ha pasado a Brasil, Inglaterra, Alemania Esta es la época de España. El grupo tiene una unión tan bonita... Y en eso tiene mucho que ver Del Bosque. Yo jugué con él en la Selección y es un cacho pan, más majo que la leche", finalizó.

Artículos relacionados