thumbnail Hola,

El luso, liberado de defender, ya estuvo en el ojo del huracán por la misma razón en sus inicios en el R.Madrid. Por declaraciones semejantes sobre Essien, Casillas fue criticado

El Real Madrid empató este miércoles ante el Manchester City (1-1) en un partido que dejó un sabor agridulce en el madridismo. Y es que en el primer cuarto de partido, el equipo merengue pudo haber arrollado a los citizens si hubieran sido sólo algo más certeros de cara a puerta. Y al final terminó el encuentro pidiendo la hora, primero porque se dejaron llevar durante tres cuartos de hora, pero también por un penalti y una expulsión de Arbeloa injustas que al final terminaron por desfigurar el partido. Y también la lectura posterior.

Sin embargo, en zona mixta tras el encuentro, hubo jugadores del Real Madrid que no sólo se emplearon en criticar al árbitro. Es el caso del propio Alvaro Arbeloa, que ante las cámaras de Canal + y preguntado pertinentemente por el periodista Ricardo Sierra, ofreció una versión del porqué de la superioridad del Manchester City en la segunda parte del encuentro.

“¿Si Cristiano Ronaldo estaba liberado de su trabajo en defensa? Sí, como siempre. Debe estar fresco para luego aprovechar nuestras jugadas de ataque. Y es cierto que quizás el Manchester City se haya aprovechado un poco de eso también” explicó el propio lateral derecho, víctima de esa decisión técnica al cubrir la misma banda que el luso en ocasiones. Rescatando así un debate de hace tres años, cuando Cristiano Ronaldo aterrizó en el Real Madrid.

Y es que la decisión de liberar a Cristiano Ronaldo de sus labores defensivas no es algo nuevo en el club blanco. Es algo que se desencadenó desde el primer día que llegó Cristiano a Concha Espina, pero que ya se había visto anteriormente en la entidad, mismamente en la época de los Galácticos. Y echando la mirada tres años hacia atrás, fueron muchas las ocasiones en las que el Real Madrid se mostraba como un equipo ciertamente desequilibrado por esa decisión desde los banquillos de que algunos jugadores de ataque colaboraran menos en defensa. Una predisposición sobre el campo que, con la llegada de José Mourinho, el ‘7’ merengue poco a poco fue camuflando.

Primero, porque con el técnico de Setúbal en el banquillo, el Real Madrid es un equipo más aguerrido en defensa, con una presión más alta y más asfixiante, de la que también participa el propio Ronaldo, al menos en campo contrario. Aunque seguramente también tuviera que ver el hecho de la multitud de críticas constantes (y en ocasiones interesadas) a la actitud y capacidad de sacrificio y compañerismo que desprendía Cristiano Ronaldo en el césped. Lo que inevitablemente dañaba su imagen, fruto de esa decisión de estar algo más liberado que el resto en defensa. Máxime cuando en la otra banda, las carreras de Ángel Di María arriba y abajo eran constantes.

Sea como fuere, parece que la polémica tampoco tendrá mucho recorrido. Por una parte, porque aunque Arbeloa señalara a Cristiano Ronaldo tras el partido, de un tiempo a esta parte las dejaciones del luso en defensa no son ni tan descaradas ni tan acusadas ni tan constantes como lo eran antaño. Y por otro lado, que no menos importante, porque parece que las declaraciones del lateral español han pasado poco menos que desapercibidas entre el madridismo. No fue así cuando Iker Casillas destacó la pericia del Borussia Dortmund al aprovechar que Michael Essien no era lateral izquierdo, pues entonces buena parte del madridismo criticó duramente al cancerbero por dejar señalado a su compañero de equipo. Pero parece que ahora el comentario técnico de Arbeloa sobre Cristiano Ronaldo no se ha llevado a tales irracionales extremos.

Artículos relacionados