thumbnail Hola,

El ariete firmó un encuentro muy completo ante el Athletic de Bilbao (4-1). Marcó, dio una asistencia a Özil y enloqueció a la zaga vasca

Karim Benzema vive un momento dulce en el Real Madrid y es feliz. Tras su soberbio partido ante el Athletic de Bilbao (4-1) en el que marcó, dio una asistencia de gol a Özil  y volvió locos a los defensas de la zaga vasca, todo parecía indicar que había disputado su encuentro más completo, pero el nueve considera que aún puede dar más. "¡Mi mejor partido está todavía por llegar! Quizás sea en la cita de Champions del miércoles ante el Manchester City tan determinante para el Madrid", indicó en declaraciones recogidas en la página web de As.

Para el atacante lo fundamental del encuentro ante el conjunto bilbaíno, al margen de su actuación particular, es que "ha vuelto el gran Real Madrid de la temporada pasada". Describió que habían hecho "cosas muy bonitas sobre el césped", pero a nivel individual negó que fuese su encuentro más completo. "Tengo otros más decisivos", comentó, aunque admitió que, tras superar su lesión en el aductor, se sintió "muy bien físicamente" y ya necesitaba "el placer de jugar".

Entre los partidos más decisivos a los que se refiere el galo está la vuelta de cuartos de la Copa del Rey de la pasada temporada, en el Camp Nou, cuando salió y marcó después de un gran sombrero a Puyol. O sus dos tantos al Lyon en el Bernabéu en los octavos de la Champions de 2011. Lo que está fuera de toda duda es que el nueve galo está en racha y contra el City quiere continuar en la misma línea.

Relacionados