thumbnail Hola,

El entrenador andaluz está satisfecho con el punto conquistado en Balaídos tras las seis derrotas consecutivas del equipo bermellón

Joaquín Caparrós ha reconocido en la rueda de prensa tras el partido contra el Celta que el punto es bueno para el equipo. "El partido me ha dejado un sabor entre fuerte y flojo. A ninguno de los entrenadores nos deja contento el resultado, pero por lo menos rompemos una dinámica de no sumar nada", ha comentado Caparrós.

Sobre esto mismo, el entrenador bermellón ha admitido que está "contento por sus jugadores pero enrabietado con el sabor agridulce que me llevo del partido". Joaquín Caparrós sabe que liga está jugando, la liga de la permanencia y recalca que "hay mucha igualdad y cualquier punto todos los equipos lo peleamos a muerte".

El entrenador andaluz ha reconocido que esta vez, el Mallorca ha sabido aguantar las embestidas del rival, "lo positivo es que cuando nos empatan, y con todo el público animando, hemos sabido reaccionar, cuando habitualmente nos venimos abajo". Después, ha vuelto a recalcar lo importante que es sumar un punto tras seis derrotas consecutivas.

"Ahora tenemos que centrarnos en recuperar a la gente para preparar ya el partido del próximo sábado", ha concluido el entrenador, tras reconocer que sabían que el Celta era un equipo que les podía hacer daño porque "es un equipo que combina y tiene calidad". Un punto para el Mallorca que le coloca decimoquinto en la clasificación.

Relacionados