thumbnail Hola,

El portugués llegaba en el ojo del huracán por las informaciones que apuntaban a que estaba más cerca de marcharse que de renovar con el Real Madrid. El madridismo no dudó

El Real Madrid recibía este sábado al Athletic de Bilbao con Cristiano Ronaldo en el ojo del huracán. Primero, por saber cómo le había afectado el codazo de David Navarro en el Ciutat de Valencia el pasado domingo, que le impidió terminar el partido ante el Levante y jugar a su vez con la selección de Portugal. Pero también, por las informaciones que esta semana apuntaban a que el luso estaba descontento con el trato que le brindaba el club.

Asimismo, estas informaciones nacidas en el diario As apuntaban a que Ronaldo estaría más cerca de abandonar el Real Madrid que de renovar su contrato. Lo que indudablemente ponía los focos sobre el recibimiento que tendría el portugués en el Santiago Bernabéu este sábado. Y el madridismo ha hablado, y ha sido claro: Cristiano Ronaldo sigue siendo querido por el Bernabéu, nadie quiere al luso fuera del club.

Y es que cuando el '7' merengue fue nombrado por el speaker del estadio madridista, el público que ya estaba ocupando sus asientos acogió el recibimiento con aplausos, con ovación. Como siempre lo suele hacer con Ronaldo. Sin dejar ningún género de dudas al respecto.

Artículos relacionados