thumbnail Hola,

El entrenador del Sevilla ha dicho que confía plenamente en su plantilla y busca transmitir su optimismo a los jugadores

Míchel cuenta con el respaldo y la confianza del consejo del club, pero sus resultados no son lo buenos que deberían. El Sevilla se encuentra décimo en la clasificación de la Liga BBVA y e acerca un derbi sevillano. El año pasado, la derrota ante el Betis hizo que fuera muy cuestionado y él mismo dijo que algunos técnicos quisieron “moverle la silla”.

"Para nadie es una final porque queda mucho. Entendemos que vamos a ganar y no nos planteamos ni pensamos en otra cosa. Es un pensamiento colectivo y soy de los que creen que el optimismo te lleva a la victoria. Así lo he llevado siempre, hasta en situaciones peores. En los posibles descensos con el Getafe siempre era el más optimista porque creía en ello. Si trasladas lo contrario, los jugadores te cazan enseguida", reconoció el técnico en la rueda de prensa previa al encuentro.

"El equipo tiene que ir al frente por la ciudad y por los aficionados. Cuando no hemos especulado y hemos dado pasos adelante, el equipo ha sido reconocible. Cuando no, es vulgar. No podemos hacer eso en un partido como el de mañana. Si hay algún futbolista frío para este partido es que está muerto. La gente está suficientemente motivada y para el entrenador es una de las semanas en las que menos tiene que inventar".

Míchel también ha hablado de lo que les dijo a sus jugadores en Bilbao, donde les criticó su falta de interés y profesionalidad durante la primera parte del encuentro. Ha dicho que su equipo debe mantenerse firme con ambición y carácter, valores que siempre trata de transmitir a los suyos.

Artículos relacionados