thumbnail Hola,

El jugador del Zaragoza habló en una entrevista sobre sus inicios en el fútbol antes del partido contra el Barcelona de este fin de semana

Juega contra el Barcelona este fin de semana, casi dejó el fútbol a los 19 años y anda algo despistado en los entrenamientos. Después de que su entrenador Manolo Jiménez lo definiera con un "es un genio, pero debe exigirse más", el mismo Antonio Galdeano, Apoño, en una entrevista el El País lo admitió. "Soy perezoso", dice, aunque no lo hace mal. "Pero a veces toca el alma a alguno y me dice que ponga un poco más de tensión", comentó en El País.

En los partidos cambia, mostrando la "mala leche", según dice él mismo. "Cada uno tiene lo que tiene de fábrica y eso no se puede cambiar", y él lo da todo, y lo ha dado todo para asentarse en el Zaragoza. Pese a ello, admite que alguna vez la 'mala leche' le ha hecho tener que arrepentirse "de alguna estupidez".

"En el momento lo haces en caliente y crees que es lo mejor", explica el jugador, que no se calla las cosas. Recordó momentos con Ander Herrera y con Ewerthon en los que fue a pedir perdón justo al acabar el partido, al "enfriarte".

"Tomé nota de los errores porque hubo un momento en el que me di cuenta de que no estaba bien", explica. Se crió en uno de los barrios más 'conflictivos' de Málaga, aunque él lo defiende. "Es mi barrio y allí conozco a todo el mundo, que me quiere mucho. Además, en los últimos tiempos ha evolucionado mucho".

Habló sobre amistades que acabaron mejor o peor, y el hecho de que él siempre puso el balón por delante. Sus padres trabajaban en el bar de un campo de fútbol, y hasta infantiles jugó de portero. Un día, se aburría y pidió ser delantero. "Debí de marcar goles porque ya no me puse más los guantes".

Opina Apoño que antes el fútbol era de pillos, de la calle, pero que "ahora ya no, se ha vuelto táctico". Pese a ello, cree que "los que marcan la diferencia son los chicos de barrio", en su opinión porque saben "lo que cuesta llegar".

Define a Messi como el número uno. "Es muy difícil pararle y solo se consigue si lo hace el grupo entero". Habla de ganar al Barcelona como algo complicado, "es el equipo que mejor juega al fútbol en el mundo". Tiene claro Apoño que va a tener que multiplicar los esfuerzos en ese partido, tanto él como el resto, ya que no ve "imposible batirles", aunque no se les pueda jugar de tú a tú, ya que "el Madrid hay veces que tampoco le juega".

Artículos relacionados