thumbnail Hola,

El germano se entrena ya con normalidad y podría jugar ante el Athletic este sábado después de prácticamente un mes fuera del equipo, donde se le ha echado de menos

El Real Madrid recibe este sábado al Athletic de Bilbao en un partido donde José Mourinho no tendrá la misma necesidad de recomponer su once inicial como en los partidos precedentes. Y es que después de tener la enfermería blanca prácticamente a rebosar, es bien probable que para este sábado tanto Sami Khedira como Karim Benzema puedan estar sobre el césped del Santiago Bernabéu. Dos retornos que son más que bienvenidos en el equipo merengue, especialmente el del mediocentro germano.

Y es que la dilatada ausencia de Khedira en el centro del campo ha servido de alguna manera para aprender a echarle de menos. Como dice el refranero español, uno nunca se da cuenta de lo que tiene hasta que lo pierde, y con el mediocentro alemán ha sucedido eso para una buena parte del madridismo. En buena parte también, porque en su ausencia el Real Madrid no ha terminado de encontrarle un recambio a la altura.

Con los laterales también lesionados, José Mourinho apostó por Michael Essien como lateral izquierdo, con lo que el único recurso que le quedó fue emplear a Luka Modric junto a Xabi Alonso como mediocentro, una posición en la que no termina de demostrarse cómodo ni suficientemente adaptado. Mientras que cuando ha utilizado al propio Essien en la medular, el ghanés a demostrado un derroche físico y un equilibrio que le han servido para ganarse el respeto del aficionado además del de José Mourinho, que cuando este domingo tenía ya a todos los jugadores disponibles apostó por él en el once inicial ante el Levante mismamente.

Sin embargo, ahora con Khedira ya recuperado, se espera que sea el germano la pareja de baile de Xabi Alonso en el centro del campo, recuperando así ese papel en el equipo que pasa desapercibido para algunos, pero que se antoja completamente necesario. Y es que Khedira aporta derroche físico por su envergadura, pero también se ha demostrado más técnico que Essien por ejemplo, sobre todo en esta temporada donde José Mourinho parece que le ha dejado algo más de manga ancha para incorporarse al ataque desde segunda línea, como suele hacer con la selección germana.

Y en comparación con Luka Modric puede ser menos técnico, pero aporta mucho más equilibrio. Pues Khedira está mucho más habituado a jugar en este Real Madrid, y al lado de Xabi Alonso, ambos se entienden y saben dónde deben colocarse cada uno según el momento del partido y la posición del balón y los rivales. De hecho, si ante el Borussia Dortmund fracasó la dupla Xabi-Modric en el eje central fue precisamente porque ambos ocuparon literalmente los mismos espacios, como ya demostró Goal.com en base a los informes que facilitó UEFA.

José Mourinho definió en una rueda de prensa a Sami Khedira como “un todoterreno, capaz de hacerlo todo dentro del campo” a raíz de una pregunta precisamente formulada por Goal.com. Y después de haber jugado apenas veinte minutos en el Westfalenstadion antes de recaer de su lesión, José Mourinho podrá contar de nuevo con su todoterreno este sábado después de prácticamente un mes sin haber podido tirar de él. Desde el Clásico en el Camp Nou del 7 de octubre.

Artículos relacionados