thumbnail Hola,

El jugador, ajeno a la polémica sobre a cantera blanca, asegura que está en el mejor equipo del mundo y con el mejor entrenador. Dedicó el gol a un amigo enfermo

Álvaro Morata es, tal vez, uno de los jugadores de moda tras el gol que le marcó al Levante y que supuso la victoria de su equipo. El gol, tal vez más importante que por los tres puntos, los es por el hecho de que sea un canterano quien lo haya marcado en pleno debate sobre la cantera blanca. Pero como siempre le han mostrado, “en el Madrid desde pequeñito te enseñan a pelear hasta el final”.

El jugador, ajeno  a toda esa polémica, se siente radiante. “Algún día me tenía que llegar un gol como este”, aseguró en una entrevista a AS.

¿Será esa la reivindicación de la cantera? Para Morata no. “Es un partido más y he tenido la suerte de marcar el gol de la victoria. Fue un tanto para sumar tres puntos. Seguiré trabajando como siempre. Mourinho me dio la enhorabuena tras el partido”, afirmó.

Dice que lo primero que se le pasó por la cabeza tras el gol fue “que estoy en el mejor equipo del mundo y con el mejor entrenador del mundo”, a lo que añadió, “todos los consejos que me dan los aceptó y trato de absorberlos para ser mejor”.

El gol es especial no sólo porque significase la victoria y porque lo marcara uno de los canteranos  con más futuro, sino también por la dedicatoria. “Va para un amigo que está enfermo. También quiero dar las gracias al míster y a mis compañeros por cómo me tratan desde el día que debuté en el primer equipo”, comentó.

Artículos relacionados