thumbnail Hola,

“Cristiano Ronaldo será el delantero centro del Real Madrid ante el Levante”, confiesa José Mourinho

El técnico tiene claro su esquema en ataque, con José Callejón, Ángel Di María y Mesut Ozil. Sin embargo, dice no saber si podrá contar con Alvaro Arbeloa ni Coentrao en la zaga

El Real Madrid visita mañana el Ciutat de Valencia con un equipo ciertamente en cuadro. De mitad del campo hacia adelante faltan los dos delanteros, Karim Benzema y Gonzalo Higuaín, más el mediocentro Sami Khedira. Y en la línea de retaguardia faltará seguro Marcelo, pero podría no ser el único. Y es que, en rueda de prensa, José Mourinho ha confesado tener muchas dudas sobre los zagueros que pueden estar disponibles ante el Levante.

“No sé si voy a poder contar con Arbeloa ni con Coentrao. Tengo que esperar al entrenamiento de hoy. Depende mucho de las sensaciones de los jugadores a ver si están para jugar, para banquillo, o para qué” espetó el técnico merengue, que puede volver a la situación que ya se vivió tras el último parón por las selecciones, sin ningún lateral puro a excepción de los Sergio Ramos y Nacho Fernández.

Así las cosas, si alguno de los dos, o los dos, están en condiciones de jugar, es bien probable que lo hagan, dado que tampoco tiene muchos más recursos el técnico merengue. Más allá de Michael Essien en el flanco siniestro, como hace unos partidos, lo que por otra parte obligaría a jugar en el centro del campo con Xabi Alonso y Luka Modric, la misma dupla que ante el Borussia Dortmund se demostró ineficaz.

Afortunadamente para los intereses blancos, la situación en la línea de vanguardia parece mucho más clara para José Mourinho que, en un gesto tremendamente inusual, desveló cuáles serán los cuatro jugadores de ataque: José Callejón, Ángel Di María y Mesut Ozil de mediocampistas, con Cristiano Ronaldo de delantero centro, formando en el tradicional 4-2-3-1. Así las cosas, Alvaro Morata, el único delantero centro que quedaba en la plantilla tras las lesiones de los arietes argentino y francés, es de suponer que deberá esperar su oportunidad desde el banquillo.

Artículos relacionados