thumbnail Hola,

Pese al irregular arranque de temporada, el cancerbero madridista se destaca por haber encajado apenas 7 goles en 10 partidos de Liga. Sólo le sigue Willy Caballero

El Real Madrid visita este domingo al Levante en un momento ciertamente espinoso. Más allá de que el cuadro granota se ha erigido en estas dos temporadas como uno de los rivales más incómodos de la Liga, porque el equipo madridista llega con las bajas de Sami Khedira, Marcelo, Gonzalo Higuaín y Karim Benzema, y porque nunca ha ganado en el Ciutat de Valencia en los tres partidos disputados allí desde que llegó José Mourinho a Concha Espina. Circunstancias que hacen que al madridismo se le encoja el corazón, pensando en un hipotético tropiezo en su carrera por alcanzar el liderato, aún a ocho puntos de distancia.

El Real Madrid lleva sin perder en Liga desde que cayera en el Sánchez Pizjuán hace casi dos meses, ganando además todos sus partidos (Rayo, Deportivo, Celta, Mallorca, Zaragoza) excepto el empate en el Camp Nou ante el Barcelona. Pero ni esta magnífica racha de seis partidos ha permitido que los merengues reduzcan distancias con el liderato. Aunque eso sí, sí que ha traído otras buenas nuevas a la Casa Blanca. Concretamente, a Iker Casillas.

Y es que después de estos seis encuentros, el cancerbero madridista se ha encaramado ya a la cabeza en la lista de los porteros menos goleados del campeonato español, con 7 goles encajados en las 10 jornadas disputadas. Todo merced a los cuatro partidos imbatido, con apenas tres goles encajados, en los últimos seis partidos de Liga. Cuando en las primeras cuatro jornadas había recibido ya cuatro goles. Este balance ha permitido revertir la situación de Iker Casillas con respecto a otros grandes porteros de la Liga, como Courtois, Victor Valdés, o Andrés Palop. De forma que a día de hoy, sólo Willy Caballero aguanta el ritmo del portero madridista, también con 7 goles encajados.

Este nuevo panorama en el horizonte de Iker Casillas, hoy Zamora provisional de la Liga, contrasta notablemente con el irregular inicio de campaña. A nivel deportivo, con varios goles donde se cree que pudo hacer más por evitarlos, pero también a nivel mediático, después de que fuera víctima de una feroz campaña para desacreditarle. Hasta el punto de que tuvo que emitir un comunicado a través de las redes sociales donde mostraba su disconformidad por todas las críticas recibidas: ya fueran por encajar goles, por no celebrar los propios, por no apoyar a Cristiano Ronaldo, por ser un chivato, etcétera.

Ahora parece que las aguas han vuelto a la calma. En el plano mediático, después de que la ola de críticas menguara. Hasta el punto de que el propio Casillas se permitiera publicar este mismo viernes en redes sociales dos fotos suyas celebrando dos goles, en clara réplica a las quejas recibidas por no celebrar aquel ante el Manchester City. Y en el plano deportivo, con unas actuaciones cada vez más completas y providenciales para el Real Madrid, refrendadas de alguna manera con ese honor de ser el Zamora provisional de la Liga.

Artículos relacionados