thumbnail Hola,

El ahora delantero del Wigan reconoce que le habría gustado triunfar en el equipo andaluz pero no tuvo suerte ni con las lesiones ni con los entrenadores

El delantero de Costa de Marfil, Arouna Koné, se ha sincerado en una entrevista con los compañeros de ABC de Sevilla sobre lo ocurrido en su infame estancia en el Sevilla, club que invirtió doce millones en su fichaje  y en el que nunca llegó a triunfar. Su buena temporada en el Levante el año pasado, le han valido para llegar a la Premier League, y fichar por Wigan del español Roberto Martínez.  El año pasado criticó fuertmenete a su ex equipo, pero ahora confiesa que le habría gustado triunfar en Nervión.

"Yo nunca critiqué al Sevilla. Pero nunca. Y nunca lo voy a hacer. La única verdad es que no tuve suerte con las lesiones y con algún entrenador. Pero yo sé lo que hizo el club conmigo en los momentos difíciles, me ayudó con las lesiones", aclaró.

Su cesión al Levante, en su último año de contrato con los hispalenses supuso uno de los peores negocios en la historia del club, ya que hizo 17 de goles, uno de ellos en el Pizjuán, y el Sevilla ni siquiera pudo repescarlo para sacar tajada de su venta al Wigan. Koné dice no guardarle ningún rencor al Sevilla, y querría haber triunfado allí, y reconoce sentir envidia por no haber salido del equipo, como por ejemplo ha hecho este año Kanouté, con todos los honores, y haberlo hecho por la puerta de atrás.

"Yo comprendo al Sevilla. Invirtió mucho dinero en mí y por las lesiones no pude hacer nada. Soy el primero que reconozco las cosas. Yo lo que habría querido era triunfar en el Sevilla. Mire cómo salió Kanouté del equipo… Ojalá me hubiera tocado a mí. Pero no tuve suerte. ¿Qué puedo hacer?", finalizó.

Artículos relacionados