thumbnail Hola,

El defensa del Castilla analiza en exclusiva para Goal.com los peligros del conjunto maño, en el que estuvo cedido la temporada pasada. “No tengo el corazón dividido”

El Real Madrid Castilla jugó este domingo ante el Sporting de Gijón (2-4) en un partido que dejó patente el problema de fiabilidad que tiene el filial blanco esta temporada. Mete muchos goles, pero también recibe muchos, y en los primeros veinte minutos del encuentro en el Alfredo Di Stéfano ya iba perdiendo por 0-2, y con un jugador menos tras la expulsión de Jesé. Goal.com pudo hablar tras el partido con David Mateos, uno de los centrales y jugadores más experimentados del filial blanco, para analizar este mal endémico del Castilla. Asimismo, hubo tiempo para analizar al Zaragoza, el próximo rival del Real Madrid en Liga, equipo que el propio Mateos conoce muy bien, pues jugó cedido allí la pasada temporada. Aunque eso sí, confiesa que no vivirá el partido de este sábado con el corazón dividido.

El Castilla perdió ante el Sporting de Gijón (2-4) en un partido loco que dejó un sabor agridulce en el madridismo. ¿Con qué se queda del partido?
“Los primeros 20 minutos fueron totalmente del Sporting, y luego a raíz de la expulsión pareció que estuvimos más cómodos con diez que con once. Lo mejor de todo es que el equipo supo reaccionar ante un equipo fuerte, que era muy difícil, prácticamente de Primera División, que seguro estará arriba al final de la temporada. Sabemos que tenemos que seguir peleando porque la categoría no es fácil y a nosotros nos cuesta cada día un mundo porque ellos llegan tres o cuatro veces y nos crean goles con facilidad. Hay que quedarse eso sí con el esfuerzo del equipo, que ha sido inmenso”.

¿Cuál puede ser la solución para evitar esa fragilidad defensiva?
“Hay que pensar que nosotros metemos muchos goles, pero también recibimos muchos. Hay que encontrar ese equilibrio que nos está faltando en estas jornadas. Una vez que lo encontremos seguro que el equipo va a estar mucho más a gusto”.

Jugó en el Zaragoza el año pasado, cedido por el Real Madrid. ¿Qué podría destacar del Zaragoza que este sábado jugará en el Santiago Bernabéu?
“El equipo ha cambiado respecto al año pasado en los futbolistas, porque se fueron doce o trece jugadores en verano. Han fichado a once o doce. Pero las señas de identidad siguen siendo las mismas, mucho corazón, muchas ganas y durante los noventa minutos no rendirse porque el Zaragoza los partidos que ha jugado lo han dejado todo. Y así van a venir al Santiago Bernabéu”.

¿Se puede hablar de corazón dividido antes de un Madrid-Zaragoza como el del domingo?
“Hombre, siempre guardas un bonito recuerdo de los equipos donde has estado, como es en este caso el Zaragoza. Pero en realidad yo me he criado en el Real Madrid, es mi equipo, el que me ha formado como futbolista”.

¿Ha podido hablar ya con alguno de los jugadores del Zaragoza del partido?
“Suelo hablar con Roberto, con Paredes, con Edu Oriol... tengo buenas amistades allí. Ellos juegan el sábado aquí y el Castilla el domingo a las doce en Huesca, con lo que se podrán acercar a verme y hablar de los dos partidos. Aún no lo he hecho, pero seguro que antes de que vengan al Santiago Bernabéu habrá tiempo para vacilar un poco [ríe]”.

Artículos relacionados