thumbnail Hola,

Las últimas declaraciones del técnico blanco, donde atacaba a toda la cantera, y a Nacho Fernández y Alberto Toril en particular, no han sentado muy bien en La Fábrica

El Real Madrid anda envuelto en un ambiente ‘guerracivilista’ después del debate generado en torno al rendimiento que José Mourinho le saca a la cantera, y el que los propios canteranos le pueden ofrecer al primer equipo. Una sempiterna discusión que ha sido avivada por las declaraciones de José Mourinho durante estos últimos días en los que, con los tres laterales lesionados, se ha decidido por Michael Essien como lateral izquierdo en lugar de ascender a Jorge Casado o utilizar en ese mismo puesto a Nacho Fernández, la personalización de las soluciones que ofrecía La Fábrica.

Preguntado por esta decisión en rueda de prensa, el técnico de Setúbal primero obvió nombrar a Nacho Fernández como lateral izquierdo, ni de “profesión” ni en sus “ratos libres”, pese a que le había hecho debutar en ese puesto y el jugador tiene experiencia en todas las posiciones de la defensa. Posteriormente habló de Nacho como un jugador que llegaba con deficiencias en su formación al jugar de central con el Castilla y entrenar como lateral derecho en el primer equipo. Algo a lo que Alberto Toril se refirió el domingo tras la derrota ante el Sporting, aludiendo a que “Nacho podía jugar en todas las posiciones”.

Y ha sido tras estas declaraciones cuando, también en rueda de prensa, José Mourinho expuso este martes toda su crudeza en relación al tema de la cantera: “Quien con 23, 24 años no ha llegado al nivel suficiente como para llegar al nivel de la primera plantilla no va a llegar ya con 27 o 28 [en relación a Nacho]”; “soy el campeón de los debutantes, yo no he sido el que ha roto con una determinada dinámica de cantera, [tras sacar una lista del bolsillo y enumerar algunos de los canteranos que han debutado desde 1999]”; “el Real Madrid juega en un sistema diferente que el filial”; “Toril tiene que decidir qué es más importante, si la clasificación en Segunda, o ayudar a la progresión de un jugador que está a las puertas de una posición que es clave en el Real Madrid”, etcétera.

Una serie de declaraciones que Goal.com ha podido constatar que no han terminado de sentar bien en La Fábrica. Nadie lo reconocerá públicamente, exponiéndose contrario a la opinión del manager general del club, pero según ha podido sondear Goal.com entre distintos componentes de las categorías inferiores del Real Madrid, el sentimiento generalizado es de confusión e incomprensión. No ya por el hecho de que se utilicen a más o menos canteranos para el primer equipo, sino por unas declaraciones que van contra otros miembros del mismo club.

Desde hace tiempo, y por supuesto también con José Mourinho en el banquillo merengue, la sensación latente en La Fábrica es de que el ascensor hacia el primer equipo no funciona. De que el tope está instalado en el Castilla. De hecho, algunos de los responsables de la cantera merengue recibían no sin buena dosis de ironía el premio que FútbolDraft entregó en 2011 al Real Madrid por ser el equipo de Primera que más canteranos había hecho debutar. Como si eso significara implícitamente que era el equipo que más oportunidades reales hubiera dado, ya con José Mourinho en el banquillo.

Sin embargo, estas declaraciones van más allá del rendimiento que el técnico del primer equipo le pueda sacar a la cantera, de los resultados de los equipos filiales, o de la valía de algunos de los canteranos. Porque Goal.com ha comprobado que los hay en La Fábrica que lo han entendido como un ataque directo a lo que es una sección más del club que se supone que debe estar para ayudar en lo que pueda al primer equipo, y no para todo lo contrario, como ha parecido. Y José Mourinho puede no confiar en la cantera, pero la cantera tampoco es que ya confíe mucho en Mourinho.

Artículos relacionados