thumbnail Hola,

El presidente del Real Madrid quiso conocer cómo se encontraba el capitán azulgrana tras su luxación en el codo

El palco de autoridades del Camp Nou volvió a ser ejemplo de decoro y buenas maneras. Los dos presidentes, Florentino Pérez y Sandro Rosell, se mostraron correctos el uno con el otro, pero los gestos más afectuosos del mandatario blanco fueron para el lesionado Carles Puyol, según recoge el diario As en su edición digital.

Antes de comenzar el encuentro, le preguntó cómo se encontraba tras la luxación de codo que sufrió en le partido de Champions ante el Benfica y que le ocurrió justo el día que reaparecía tras su milagrosa recuperación de otra lesión.

Además, la zona noble contó con una presencia de altura, la de Magic Jonhson, que aprovechando que los Dallas Mavericks juegan en Barcelona no quiso perderse el encuentro. El exNBA fue el centro de todas las miradas y eclipsó a una exestrella azulgrana como es Rivaldo, que sentado a su lado paso prácticamente desapercibido.

Relacionados