thumbnail Hola,

Son muchas las veces que ambos se han medido últimamente, pero los blancos no siempre han repetido las mismas actitudes y disposiciones. Aquí, algunas de las que dieron sus frutos

"Son muchas las veces que nos hemos enfrentado ya en los últimos tiempos. Ahí tenéis patrones de lo que ya hemos hecho" vino a decir José Mourinho en rueda de prensa este sábado para salir al paso de las preguntas de los periodistas, pidiéndole que avanzara la alineación con la que formará en el Camp Nou. y si bien es cierto que son ya catorce las veces que se han visto las caras Madrid y Barcelona desde que llegara José Mourinho, sus pupilos no se han comportado siempre de la msima manera. A veces condicionados por las decisiónes de su entrenador, a veces por la fortaleza de su rival, pero la mejor muestra de ello es que no se han repetido siempre los mismos resultados. Es por ello que Goal.com ha analizado las actitudes que más han beneficiado al Real Madrid en los últimos Clásicos, y que deberían repetir este domingo si quieren ganar al Barcelona.

1. Forzar a los centrales blaugranas


A pesar de la diferencia de puntos en la Liga, es el Real Madrid el que llega con la dinámica más positiva de los dos. Uno llega de ganar cuatro partidos consecutivos, mientras que el otro, aunque no ha caído aún derrotado, viene de perder a su central y capitán: Carles Puyol. El barcelonismo rezumaba optimismo con su milagrosa recuperación que le hacía estar ya listo para medirse al Benfica, y esas sensaciones han dado un giro radical con la nueva lesión del ‘5’ blaugrana. Ahora, si Piqué no obra otro nuevo milagro médico, Tito Vilanova tendrá que elegir a dos jugadores de la terna formada por Bartra, Mascherano y Alex Song. Y cualquier combinación es igual de temible para el barcelonismo. Es por ello que el Real Madrid tiene que tener entre sus objetivos principales poner constantemente a prueba esa dupla de centrales. Ya lo hizo en Supercopa y le surtió efecto.


2. Agresiva presión en campo contrario


Una de las cualidades más características de este Real Madrid de José Mourinho es su carácter arrollador, basado entre otras cosas en la potencia, voracidad, agresividad, presión, anticipación, velocidad, y efectividad. Sin embargo, en varias ocasiones ante el Barcelona ha mostrado una versión mucho más contemplativa. El Barcelona muchas veces te obliga a ello con su capacidad de mantener el balón controlado en casi cualquier circunstancia, pero también ha tenido buena parte de culpa el Real Madrid en determinados partidos, metiendo el trasero en su propia área. Presionando agresivamente a los defensas y al propio portero es como más daño puede hacer el Real Madrid al juego del Barcelona. Un robo merengue en campo contrario puede ser un gol. Un metro cúbico de oxígeno al Barcelona en campo propio puede ser mortal.


3. Aprovechar los huecos de los laterales


Desde siempre, el Barcelona se ha caracterizado por un estilo atacante, pero últimamente, con mucho más ahínco además. Hasta el punto de que todos sus jugadores tienen como misión contribuir a la construcción del fútbol, incluidos los centrales y el portero. Aferrados a ese espíritu, los laterales son herramientas imprescindibles, con unos Dani Alves y Jordi Alba permanentemente en campo contrario. No tanto Adriano. Lo que, inevitablemente, deja muchos espacios en las bandas para los rivales en caso de recuperación de balón. Cristiano Ronaldo y Ángel Di María pueden tener un filón si el Real Madrid sabe aprovecharlo.


4. Apoyos y coberturas constantes en defensa


Aun siguiendo a rajatabla los principios de presión alta, el Barcelona es un equipo superlativo, capaz de sortear cualquier defensa por la rendija más minúscula. Jugadores como Messi, Xavi, Iniesta, Cesc, Alexis o Busquets son capaces de fabricarse un gol de la nada sin las ayudas de sus compañeros. Y es por ello que, en defensa, es fundamental para el Real Madrid ser muy sacrificado, metódico y autoexigente con el sistema de coberturas y ayudas entre compañeros. Porque para cualquier futbolista siempre será más difícil regatear a dos o tres jugadores que a uno solo. Ese compañerismo en defensa es fundamental para minimizar los peligros del Barcelona una vez sortean la primera línea de presión y se asientan en el campo del rival.


5. Ser fiel a su estilo y dibujo


Como conclusión y resumen de todos los puntos anteriores, el principio fundamental que debe seguir el Real Madrid es ser fiel a su estilo y espíritu. Ya tiene comprobado que si muestra su versión arrolladora, con una presión agresiva, intentando jugar sus cartas en lugar de someterse al fútbol del Barcelona desaprovechando sus posesiones, tiene muchas opciones de ganar. Y el primer paso para lograrlo pasa por la alineación. Cualquier esquema que no sea el tradicional 4-2-3-1, y más si es un trivote defensivo, transmitirá un mensaje contradictorio a los jugadores. Y cualquier modificación en lo que viene siendo el once ideal merengue, también. Como si de una eliminatoria se tratara, una derrota dejaría al Real Madrid muy lejos de la cabeza de la clasificación. El objetivo debe ser la victoria, y no hay mejor forma para ello que salir a buscarla sin dejar ningún resquicio a la zozobra.

 

 

Artículos relacionados