thumbnail Hola,

El delantero celeste, que anotó uno de los goles de su equipo frente al Sevilla, se mostró muy contento por la victoria y cree que el Celta aún puede ir a más

Quique De Lucas regresó este viernes a los terrenos de juego de la mejor forma posible. El delantero salía en el minuto 82 después de varios partidos lesionado, y en el 85 anotó el 2-0 que certificó la victoria contra el Sevilla. "Ha sido un partido completo, duro, como todos los que vamos a tener y ante un rival que venía jugando bien", explicaba el delantero al diario El Faro de Vigo.

El veterano jugador destacó además varios aspectos positivos para el Celta que se desprenden de la victoria de ayer frente al Sevilla, y cree que el Celta no se frenará ahí, y ahora debe intentar mejorar fuera de casa, tras tres victorias consecutivas en Balaídos. "Estamos demostrando ser competitivos en casa y ahora nos queda serlo fuera. No queremos tener el síndrome de Peter Pan, queremos crecer", dijo metafóricamente el delantero.

Para finalizar, De Lucas valoró su situación personal y se mostró muy feliz por el gol anotado a los pocos  minutos de hacer aparición en el césped. “Estoy contento por el gol tras un mes complicado con las lesiones”, apostilló.

Artículos relacionados