thumbnail Hola,

Tito Vilanova y José Mourinho: El Clásico será el desempate

Ambos técnicos se han enfrentado sólo en dos ocasiones en lo que va de temporada y el próximo Clásico de Liga será el que les dé el desempate

 Pilar Suárez
 Editorial | Barcelona
Síguele en

Tito Vilanova y José Mourinho se han visto dos veces esta temporada desde que el catalán llegó al banquillo del primer equipo. El resultado ha sido un empate, a pesar de que Mou se llevó la Supercopa de España, ambos técnicos hasta ahora no han podido demostrar quien es mejor ante el otro.

En el partido de ida de la Supercopa, el 23 de agosto, el Barça logró sacar un marcador de 3-2, pero en la vuelta, apenas seis días después, fue el entrenador portugués quien sacó la victoria con un 2-1. Es decir: Tito y Mourinho, han ganado un partido, han perdido uno cada uno y ambos también han marcado cuatro goles y también han encajado cuatro.

Un empate perfecto para dos técnicos que dirigen a los dos mejores equipos del mundo, pero en el fútbol los resultados iguales no sirven de mucho, siempre debe haber un ganador y a menos de que este domingo el partido terminara en un empate, lo más seguro es que en este Clásico uno de los dos ya se ponga encima del otro.

Pero siendo sinceros, Mou tiene algo mejor que Tito y eso es un título, el trofeo de la Supercopa de España terminó en las vitrinas del Santiago Bernabéu gracias al gol de visitante que hizo triunfador al Real Madrid a pesar del empate entre los dos equipos.

A Tito Vilanova también hay que darle su mérito. El técnico ha sumado 18 de 18 puntos disponibles en lo que va de Liga, algo que su colega portugués no ha logrado en la Liga BBVA.

Después de las rencillas de ambos técnicos en la Supercopa de España de la temporada pasada, los rencores quedaron atrás. Tito no tiene ningún problema con Mou y Mou no tiene ningún problema con el Barça, o bueno, al menos no con Tito Vilanova.

Los jugadores de ambas escuadras también están más tranquilas, la última Eurocopa les hizo limar asperezas y volvieron a ser amigos los que ya lo eran y los que no, se pueden saludar con respeto y sin problemas. Terminaron las guerras verbales fuera del estadio en el que para ser sinceros, Mourinho era siempre el que abría el marcador y Pep jugaba al contragolpe.

Este domingo veremos una nueva guerra, pero será en el terreno de juego y con un balón de por medio, pero sea cual sea el resultado, lo más seguro es que veamos el desempate este domingo en el Camp Nou.

Artículos relacionados