thumbnail Hola,

Cristiano Ronaldo y cómo frenarle, la gran obsesión de Tito Vilanova y el FC Barcelona

El portugués, que suma cinco partidos consecutivos marcando ante su máximo rival, será especialmente vigilado en el choque del domingo

ANÁLISIS TÁCTICO

Durante, tiempo, Cristiano Ronaldo fue acusado de esconderse en los partidos importantes. Los goles no son el único parámetro que mide la actuación de un jugador, pero después de haber anotado en cinco partidos consecutivos frente al Barcelona, esa críticas han pasado a mejor vida.

Lo que es una gran realidad, es que en los grandes partidos, Ronaldo puede ser tanto como el hombre que pierde el partido, como el hombre que lo pierde. Es tan capaz de marcar un gol brillante, de desmontar una defensa abnegada y de devastar a un contrario a la contra como de realizar algunas concesiones a su espalda que pueden ser críticas.

El ejemplo que mejor ilustra esto, es, quizás, la final de la Champions League de 2008, cuando el cabezazo de Cristiano Ronaldo dio la ventaja al Manchester United frente al Chelsea. Por el contrario, Michael Essien -jugó como lateral derecho-, emergió por la banda una y otra vez a su espalda. En uno de las innumerables de Essien, que casi se añadió como un centrocampista más durante la segunda parte, llegó el empate del Chelsea.

Barcelona vs Real Madrid: 07/10/12
BATALLA TÁCTICA: ¿Cómo frenará el Barcelona los avances de Cristiano Ronaldo?
Esta es la razón por la cual la batalla entre Ronaldo y Dani Alves va a ser clave en el clásico del domingo. Si Alves es capaz de limitar a Ronaldo, las opciones del Barcelona prevalecerá. Si por el contrario, Ronaldo es capaz de vencer en el uno contra uno al brasileño, debería ser el partido para el Real Madrid. Paradójicamente, durante el último clásico de Liga, ambos jugadores pocas veces se enfrentaron frontalmente.

En la victoria del Madrid por 2-1 el pasado abril en el Camp Nou, en un partido en el que los blancos echaron el candado a la Liga, el Barcelona formó con un 3-4-3, con dani Alves como interior diestro. La medida supuso un problema doble. Por un lado, se limitó a Alves, cuya potencia lo hace un gran lateral derecho gracias a la potencia, pero no es un gran interior, ya que sus mejores acciones llegan cuando viene desde atrás. No tiene el brasileño la calidad o técnica necesaria para recibir de espaldas o para batir a defensas bien plantados. En segundo lugar, adelantar tanto a Alves suposo sacarlo fuera del campo de acción de Ronaldo.

Desde el punto de vista de la posesión, Pep Guardiola cumplió su objetivo. El Barcelona dominó el balón el 78% del tiempo, pero ciertamente, no supo muy bien que hacer con el y apenas crearon tres ocasiones.

Marcelo Bielsa, uno de los padres intelectuales del juego de presión alta y posesión que perfeccionó el Barcelona, siempre habla de verticalidad. En otras palabras, esto no se trata sólo de mover la pelota horizontalmente de un lado a otro. Tiene que haber una dimensión vertical para romper las líneas de presión rivales. Eso es lo que ofrece Dani Alves llegando desde atrás sorpresivamente, algo que no puede dar cuando su posición inicial es adelantada.

Alinear atrás a Alves contra Ronaldo tiene sentifo. Puede guardar la posición cuando el Madrid tiene el balón, lo cual es predecible que no ocurra durante mucho tiempo. El Barcelona ató la posesión durante el 67% del partido de ida de la Supecopa en el Camp Nou. En la vuelta, y pese a jugar con diez hombres durante sesenta minutos, el equipo de Tito Vilanova acreditó un 54% de posesión. Cuando el Barcelona tenga el balón, Alves puede incorporarse, y en la mayoría de los casos podrá volver atrás en caso necesario.
SUS ÚLTIMOS CINCO CLÁSICOS
Resultado Goles Fecha
Madrid 2-1 Barca 1 29/08/12
Barca 3-2 Madrid
1 23/08/12
Barca 1-2 Madrid 1 21/04/12
Barca 2-2 Madrid 1 25/01/12
Madrid 1-2 Barca 1 18/01/12

En su mejor versión, Alves ofrecía una de las virtudes más extraordinarias del Barcelona de Guardiola. Los equipos rivales planeaban atacar la espalda del brasileño, para descubrir, entre frustración, que no existe. Eso es una parte que incumbe al estado de forma de Alves y a sus resistencia, por supuesto, pero también a la organización defensiva del equipo. Esa es una de las razones por las que el lateral es más efectivo con el Barcelona que con su selección.

El trabajo de Sergio Busquets es lo que posibilita esto. Su recolocación entre los dos centrales posibilita bascular al equipo hasta que Alves recupera su sitio. La baja forma de Piqué se demostró como una de las razones capitales por las que el Barcelona naufragó el año pasado. Seguramente, el internacional español, todavía convaleciente de su tobillo, no será de la partida, como tampoco Puyol, que se dislocó el codo ante el Benfica. Estas bajas ponen la presión en Alex Song, que tendrá que hacer las coberturas a Alves.

El fútbol, por supuesto, no se limita a detener a un jugador, y parar a Ronaldo no es suficiente por sí solo. El juego del portugués se ve reforzado por los despliegues de Marcelo, un lateral de largo recorrido. Para limitarlo, es posible que el Barcelona sitúe a Alexis Sánchez acostado en la derecha para darle al brasileño un motivo de preocupación a la espalda. Como descubrió el Manchester City, dar carrete a Marcelo es meterse en problemas. Si el Madrid es capaz de dominar el flanco zurdo, Xavi, por su puesto, mirará a ese lado para intentar atacar las alegrías de Ronaldo y Marcelo.

Tito Vilanova ha sido, en sus primeros partidos mucho más académico que Guardiola en cuanto a la disposición se refiere. El domingo, el Barcelona probablemente dispondrá un 4-3-3 contra el 4-2-3-1 del Madrid, y eso conduce a otra batalla entre Alves y Ronaldo.


Artículos relacionados