thumbnail Hola,

Amenazan con boicotear al Barça debido a la asistencia del ex recluta israelí al Clásico del 7 de Octubre

El movimiento islamista Hamás hizo saber al FC Barcelona a través de una emisora su desaprobación respecto a la invitación al ex recluta israelí Guilad Shalit, que acudirá al Clásico del próximo 7 de Octubre. La asistencia de Shalit al Camp Nou ha producido un gran revuelo entre los seguidores culés en la franja de Gaza, territorio que controla Hamás. Así lo han hecho saber en redes sociales y al propio club, al que han pedido prohibirle la entrada.

Tal y como calificó en los medios el Club de Prisioneros de Gaza, vinculado a Hamás, “invitar a Shalit es un nuevo intento de cubrir los crímenes sionistas bajo el pretexto del deporte". "¿Cómo un club tan respetable, que defiende la multiculturalidad y el humanismo, puede invitar a un asesino y criminal como Shalit para mostrarle su respeto y honrarle?".

Shalit fue puesto en libertad tras el pago de un millar de presos palestinos por parte de Israel, después de haber pasado 5 años cautivo en Gaza, en un lugar secreto y aislado a las visitas. La gran popularidad de la que goza el Barça entre israelíes y palestinos hace que los aficionados muestren su indignación ante la visita del ex convicto al partido.

En este sentido, el vicepresidente barcelonista Carles Villarubí aclaró que “no se trata de una invitación del club, sino de una petición presentada por el joven, que ahora trabaja como comentarista deportivo del popular diario israelí Yediot Aharonot”.

Para este medio, la visita de Shalit al Camp Nou podría deberse a la petición hecha por un ex ministro israelí, el cual parece ser Itzhak Herzog. Como comunicó Yediot Aharonot, sus familiares “no estaban al tanto del asunto”, que aseguran “confiar en las fuerzas de seguridad españolas e israelíes. Esperan así que al final todo quede en "mucho ruido y pocas nueces".

Al igual que los medios citados, la Oficina de Prensa del primer ministro de Hamás, Ismail Haniye, se quejó al club catalán, asegurando que deberían impedir su entrada al estadio, a la vez que amenazó al FC Barcelona de sabotear al equipo si no da marcha atrás en su decisión.

Artículos relacionados