thumbnail Hola,

La Comisión examinará el acta y los informes de los responsables de seguridad, según han confirmado fuentes de la misma. Recién entonces se conocerá cuál es la sanción, si la hay

La Comisión Antiviolencia todavía no sabe qué decisión tomará a partir del suceso que tuvo lugar en Vallecas el domingo por la noche, cuando el partido entre el Rayo y el Real Madrid debió ser suspendido para este lunes por problemas en el suministro eléctrico.

Según el club local, fue un sabotaje lo que imposibilitó el inicio del partido. Antiviolencia había anunciado este jueves que el encuentro sería considerado de alto riesgo, por lo que la delegación del Gobierno de Madrid y los responsables de seguridad de los clubes establecieron un dispositivo de seguridad específico.

La Comisión examinará el acta y los informes de los responsables de seguridad, según han confirmado fuentes de la misma. Recién entonces se conocerá cuál es la sanción, si es que la hay, para los que sean responsabilizados del lamentable acontecimiento.

Rayo Vallecano intenta desligarse de la culpa y asegura que la avería eléctrica llega producto de un sabotaje, pues el cableado de los focos de un lateral del estadio fue cortado, lo que impidió la entrada del público al recinto. La Liga de Fútbol Profesional dice "a priori que el Rayo ha cumplido con todas las medidas".

Por su parte, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha asegurado que la policía científica ha investigado este lunes con luz lo ocurrido en el estadio vallecano ya que el domingo por la noche era una labor "muy complicada" que "ponía en riesgo la vida de las personas"."Se hallaron muchos cables cortados de forma intencionada", señaló.

Artículos relacionados