thumbnail Hola,

Desde que comenzara la temporada, era la única semana en la que no tenía partido oficial el miércoles. Sí el Trofeo Bernabéu. “Tenemos que mejorar en los partidos” se excusaba

El Real Madrid no pudo jugar este domingo ante el Rayo Vallecano en la quinta jornada de Liga a las 21:30 como estaba previsto. Un fallo en la iluminación del estadio obligó a suspender el partido el domingo por la noche después de intentar reparar lo que desde el club franjirrojo calificaron como un “sabotaje” en el sistema de iluminación de una de las gradas del campo. Con lo que el partido se disputará finalmente este lunes a las 19:45 de la tarde.

Un horario que ha generado mucha controversia, pues nada más decidirse que el partido no se disputaría el domingo por la noche, Real Madrid y Rayo Vallecano no llegaron a un entente sobre la hora del encuentro. El club de Vallecas quería que se jugara a las 20:00 de la tarde, aun cuando no podía asegurar que a esa hora estuviera arreglada la avería en el sistema eléctrico, porque así podrían ir más aficionados a apoyarles. Antes de esa hora no podrían ir tantos por encontrarse trabajando, con el perjuicio de devolver el precio de las entradas.

Una razón similar, la audiencia, a la que tendrían los operadores de televisión para preferir ese horario, casi en prime-time. Sin embargo, el Real Madrid y en particular José Mourinho lucharon sin éxito por disputar el encuentro a las 17:00 de la tarde. Primero, porque en esa franja horaria no necesitarían luz artificial, se podría jugar independientemente de que la avería en el estadio de Vallecas estuviera solucionada o no. Y después, según el propio Miguel Pardeza, “por lo apretado de su calendario”, para poder tener mayor descanso.

Y es que José Mourinho tenía previsto que esta semana, antes de jugar el domingo ante el Deportivo, sirviera casi de mini pretemporada una vez iniciado el curso. Pues desde que empezara la temporada oficial el 19 de agosto, era la única semana en la que no había partidos los miércoles (ya fueran de Supercopa o de Champions League), ni concentración de las selecciones nacionales, como fue el caso justo antes del primer partido de Liga ante el Valencia, y antes de medirse al Sevilla.

Así pues, el técnico de Setúbal quería aprovechar que tenía un día para descansar y casi seis hasta el partido contra el Deportivo para corregir y limar todos esos fallos tácticos que se habían reproducido en los primeros ocho partidos oficiales del curso. Así como para poner a tono a sus jugadores en el aspecto físico, después del apretado inicio de campaña y de una pretemporada imperfecta por la Eurocopa y la multitud de viajes en el interior de Estados Unidos.

“Hay que mejorar sin entrenar” decía José Mourinho en rueda de prensa antes de enfrentarse al Sevilla. “Hay que mejorar en el mismo partido. Los aspectos mentales o psicológicos es lo que puede hacer la diferencia ahora, porque la única semana que puede ayudar al equipo es aquella en la que sólo tenemos el partido del Trofeo Bernabéu, donde entrenaremos con objetivos para ganar comportamientos. El resto, sólo podremos mejorar en los partidos". Ahora, con la disputa del partido aplazado ante el Rayo Vallecano este lunes a las 19:45 de la tarde y no el domingo, esa mini pretemporada que tenía prevista el técnico merengue se verá también alterada.

Artículos relacionados