thumbnail Hola,

El técnico merengue mostró su lado más combativo de nuevo, encarándose a dos periodistas por sus preguntas sobre Sergio Ramos y las supuestas malas relaciones del vestuario

Bajan las aguas bravas por Concha Espina. Y si no es así, al menos lo parece. Y es que José Mourinho compareció este sábado por la mañana ante los medios de comunicación con su versión más agria. Con el semblante serio, hablando en un tono apagado, respondiendo con frases cortas, como con desgana, e incluso sorteando algunas preguntas a su antojo.

La primera pregunta de la comparecencia fue muy directa. La respuesta, todo lo contrario. “¿Si jugará Ramos? Los jugadores no saben aún el once, y nunca lo digo a la prensa sin decirlo a los jugadores”. Cierto es que el técnico de Setúbal no acostumbra a desvelar sus alineaciones antes de los partidos, con lo que tampoco era una sorpresa desmedida.  Sin embargo, conforme fue avanzando el evento, José Mourinho fue endureciendo su tono y su carácter. Hasta el punto de llegar a replicar directamente a dos periodistas por sus preguntas.

“¿Las razones tácticas por las que no jugó Sergio Ramos? Te contesto gustoso, pero antes quiero hacerte yo otra pregunta: ¿Por qué razón hace tres días no se hablaba de Ramos? Hace una semana se hablaba de la frustración de Varane, y ha jugado un partido de responsabilidad máxima. ¿Por qué no se habla ahora de Varane? Contéstame”, le replicaba al periodista, que insistió en su pregunta. “Hay una tendencia importante de hablar de quien no juega, y no de quien sí juega. Te respondo porque cada decisión es una decisión que la pienso, tenga razón o no, pero es curioso porque sí hablo de quién juega bien y quién juega mal, pero vosotros tenéis la tendencia de hablar de quien no juega, y no termino de entenderlo”.

La pregunta no fue contestada finalmente, cuando minutos antes también se había negado ya hablar de Sergio Ramos. Entonces fue más discreto, hablando sobre Varane y Pepe sibilinamente. Esta vez fue directo, cortante, como unos minutos más tarde, cuando otro periodista le preguntó sobre las tensiones del vestuario.

“¿Si el partido ante el City ayudó a solventar las relaciones difíciles del vestuario? ¡Pero qué relaciones difíciles! ¿Qué conflictos? Dime cuáles son, tú que preguntas por ello” le replica al periodista, que le pide que responda aludiendo a su puesto de entrenador. “No hay conflictos. Nunca” se limitó a zanjar abruptamente José Mourinho, que después de mucho tiempo volvió a mostrar su lado más áspero en una sala de prensa.

Relacionados