thumbnail Hola,

Fue sorpresivamente suplente ante el Manchester City, como ya les sucediera antes a Iker Casillas, Cristiano Ronaldo o él mismo. El castigo entonces duró un solo partido

El Real Madrid ganó este pasado martes al Manchester City en el debut en Champions League en un partido en el que Sergio Ramos fue sorpresivamente suplente en favor de Raphael Varane. José Mourinho lo justificó por “motivos técnicos” únicamente, aunque en el ambiente ha quedado la sensación de que bien pudiera ser perfectamente un castigo o una lección del técnico al de Camas.

Y es que no sería la primera vez que José Mourinho castiga de forma similar a una de sus estrellas intentando no levantar mucho polvo. El diario Marca recordaba esta semana casos como los de Maxwell o Córdoba en el Inter de Milán, y los de Shevchenko, Robben o Carvalho en el Chelsea. Pero es que en el Real Madrid ya se han vivido situaciones similares.

Pues pasó algo parecido con Iker Casillas, que se quedó sin jugar en el Trofeo Bernabéu de 2011 ante el Galatasaray después de que se conociera que había llamado a Xavi Hernández para intentar calmar la tensión desbordada por los Clásicos de Supercopa, donde el propio Mourinho le metió el dedo en el ojo a Tito Vilanova. Desde los medios de comunicación se habló de inmediato de un castigo, aunque el técnico de Setúbal nunca lo reconociera públicamente.

E igualmente sucedió con el mismo Cristiano Ronaldo. En abril de 2011, tras la ida de las semifinales de Champions ante el Barcelona, el luso puso en duda el sistema utilizado por José Mourinho: “No me gusta jugar así, pero tengo que adaptarme” vino a decir. Y el siguiente partido de Liga se quedó fuera de la convocatoria incluso. Es cierto que el Real Madrid venía de jugar ya tres Clásicos recientemente, y que había ganado ya la Copa del Rey, con lo que hubo quien entendió que Mourinho estaba optimizando sus recursos y el cansancio acumulado, pero no es menos cierto que en juego estaba nada menos que la Liga ante el Zaragoza. Contra quien, por cierto, la perdió. Sea como fuere, desde el club blanco nunca se confirmó castigo alguno.

Y en este caso particular de Sergio Ramos, el de Camas vino a decir en el Sánchez Pizjuán tras la derrota ante el Sevilla que “no era momento para críticas sino para estar todos unidos”, justo minutos después de que Mourinho en sala de prensa señalara directamente a sus jugadores por su poca implicación. Lo que a ojos de muchos sonó a un enfrentamiento en toda regla, aunque no tuviera esa intención. Pero claro, tampoco era el único roce entre ambos, pues Sergio Ramos se caracteriza precisamente por ser muy directo y no callarse nada. Motivo por el que, como segundo capitán, ha tenido ya varios choques frontales con Mourinho, donde también se habría visto implicado Iker Casillas.

De ahí que la suplencia del ‘4’ blanco en Champions se entienda más como un castigo que como un simple recurso táctico, aunque José Mourinho lo quisiera vender como tal. Y es que son demasiadas casualidades en casos con un denominador común: alguien saltándose los códigos de unión del vestuario marcados por el técnico de puertas hacia afuera. Eso sí, sea como fuere, los “castigos” del técnico madridista tienen fecha de caducidad, y su vigencia no es precisamente dilatada.

Y es que en estos casos anteriores, tanto Iker Casillas como Cristiano Ronaldo apenas estuvieron alejados del terreno de juego por un solo partido. En el caso del ‘7’ blanco, tras perderse el choque ante el Zaragoza, volvió a ser titular ante el Barcelona en el Camp Nou, en la vuelta de las semifinales del Champions. Y en el caso del guardameta, después de perderse el Trofeo Bernabéu, volvió también a la portería precisamente en La Romareda para la primera jornada de la Liga 2011-12, apenas cuatro días después de ser suplente ante el Galatasaray.

Y es más, pues el propio Sergio Ramos también pagó los platos rotos de la derrota en casa del Levante la temporada pasada, partiendo como suplente ante el Racing de Santander. Y en su caso, también volvió a ser titular contra el Rayo Vallecano en Liga apenas unos días más tarde. Este domingo nuevamente el conjunto franjirrojo es el que se cruza en los caminos de Sergio Ramos, José Mourinho y sus particulares “castigos”. El papel que ocupará el de Camas en Vallecas sólo lo sabe a día de hoy el propio técnico madridista, pero a juzgar por la lógica futbolística y por los antecedentes, lo normal sería pensar que volverá a su lugar en el centro de la zaga desde el inicio. El domingo se verá.

Artículos relacionados