thumbnail Hola,

José Mourinho hizo debutar este martes en Champions League tanto a Raphael Varane como a Michael Essien. Sólo el descartado Carvalho y el recién llegado Nacho no han jugado aún

El Real Madrid ganó este martes al Manchester City en un partido agónico donde José Mourinho revolucionó el once inicial. Propuso un 4-3-3 con un trivote defensivo con Xabi-Khedira-Essien, y a su vez, dejó a Sergio Ramos en el banquillo para darle la alternativa a un Raphael Varane que no había estado siquiera convocado en los seis partidos anteriores.

De esta manera, tanto el central galo como el mediocampista ghanés jugaban esta temporada sus primeros minutos en partido oficial con la elástica madridista. No lo habían hecho en los seis partidos anteriores entre Liga y Supercopa, pero a la séptima les llegó la oportunidad que seguro esperaban.

A quien no le ha llegado todavía esa suerte es a Ricardo Kaká, que aún no ha debutado con el Real Madrid en la presente temporada, y es prácticamente el único que no lo ha hecho. Porque en estos siete primeros partidos han jugado ya todos los jugadores a excepción de los dos porteros suplentes Jesús Fernández y Antonio Adán, el recién llegado Nacho Fernández (que fue confirmado oficialmente como miembro del primer equipo hace dos semanas), y el apartado Ricardo Carvalho (quien tampoco lleva más de dos semanas entrenándose con el primer equipo merengue).

Así las cosas, y por ser más concretos, sí se podría decir que Kaká es el único jugador de campo que no ha debutado aún, de entre los que empezaron la pretemporada en sus mismas condiciones. A día de hoy, el ‘8’ merengue es el vigésimo jugador en la lista de prioridades de José Mourinho, por detrás de prácticamente todos sus compañeros de equipo salvando esas cuatro excepciones con sus condicionantes particulares.

Una situación que contrasta notablemente teniendo en cuenta que Kaká es el segundo jugador mejor pagado del Real Madrid a día de hoy. Más allá de que sigue siendo el tercer fichaje más caro de toda la historia del club blanco, y por ende, el tercero más costoso de toda la historia del fútbol mundial.

Ricardo Kaká estuvo durante todo el verano en la bandeja de salida del Real Madrid, pero no se encontró club alguno que pudiera hacerse cargo de su ficha y del traspaso que pedía el club blanco por él. Al final tuvo que quedarse en la disciplina merengue, algo que José Mourinho agradeció con la boca pequeña de puertas hacia fuera. “Si se queda, estaremos encantados, y trataremos de sacarle el mayor rendimiento posible” vino a decir al cierre del mercado de fichajes. De momento, y a tenor de las pocas oportunidades de las que ha gozado, o Kaká no ha podido aportar mucho rendimiento al equipo, o José Mourinho no se lo está ni planteando.

Sólo el Real Madrid como entidad le sigue sacando rendimiento, aunque no sea en el terreno de juego. Pues en lo que se lleva disputado esta temporada, Kaká ya ha participado en la presentación de las botas de la marca deportiva que le patrocina (también al club), además de en la campaña promocional de la nueva camiseta verde de esta temporada. Sí en márketing, pero dentro del campo de momento está inédito.

Artículos relacionados