thumbnail Hola,

El delantero del Deportivo fue sometido este lunes a pruebas médicas y necesitará de una protección especial para poder seguir entrenando y jugando.

Riki, delantero del Deportivo de la Coruña, sufre una fractura de los huesos propios de la nariz, sin desplazamiento y por lo que necesitará una protección especial para poder entrenar y jugar.

El atacante madrileño fue sometido hoy a pruebas médicas en La Coruña tras el cabezazo que se llevó del defensa del Granada Diego Mainz en el partido de este domindo en el estadio Los Cármenes.

El jugador deportivista, tuvo que abandonar el terreno de juego en la primera parte del encuentro por el incidente. Sin embargo, podrá continuar la práctica del fútbol sin mayores problemas.

Los servicios médicos del club, junto a otros especialistas en la materia, diseñarán las protecciones oportunas para que el delantero pueda seguir entrenando y jugando sin mayor riesgo.

Relacionados