thumbnail Hola,

El árbitro cometió errores arbitrales para ambos equipos y se reivindica como uno de los colegiados más polémicos con el Barça

El árbitro Fernando Teixeira Vitienes volvió a cometer errores arbitrales como lo hizo la temporada pasada en el mismo Coliseum Alfonso Pérez, cuando anuló un gol válido de Lionel Messi. Pero no hay que mirar más atrás, basta con analizar el encuentro de hoy entre Getafe y Barcelona para ver que el colegiado volvió a errar.

Dos penaltis no pitados a favor de los culés podrían haber hecho que el encuentro terminara en una tremenda goleada. Primero, una mano de Miguel Torres en el área cuando se disputaba un buen balón con Pedro fue pasado por alto por el árbitro cuando el encuentro llevaba apenas 7 minutos de haber iniciado.

El segundo penalti no pitado a favor del Barcelona tuvo lugar en la segunda parte cuando Messi fue derribado en el área por el mismo jugador, Miguel Torres. La entrada fue clara y el árbitro tenía buena visión para ver la jugada, pero decidió que eso no se llamaba falta.

El Getafe también reclamó un par de penales, aunque éstos no eran faltas y en eso sí acertó el colegiado. En la primera parte, los azulones reclamaron una caída de Colunga quien chocó con Martín Montoya, pero no existió falta, todo quedó en un choque.

Antes de finalizar la primera parte, Diego Castro reclamó también a Teixeira Vitienes una mano de Carles Puyol en el área, pero a decir verdad, el capitán no metió la mano y todo lo contrario, la pegó al cuerpo precisamente para evitar una falta y por esta razón, el árbitro no consideró que hubiese voluntariedad.

Artículos relacionados