thumbnail Hola,

Míchel sólo ha sufrido las bajas de cuatro internacionales esta semana. El Real Madrid, que ha jugado ya dos partidos oficiales más, no ha podido contar con hasta 17 jugadores

“Voy a apostar por que el Sevilla le va a ganar el sábado al Real Madrid” decía este martes el presidente hispalense José María Del Nido en el acto de presentación de uno de sus patrocinadores. Una apuesta arriesgada si se tiene en cuenta que el Sevilla ha perdido sus últimos siete enfrentamientos contra los merengues, que desde octubre de 2009 no gana al Real Madrid, y que sus dos últimas visitas al Sánchez Pizjuán se saldaron con sendos 2-6. Sin embargo, esta vez el cuadro sevillano podría tener un as guardado en la manga.

Y es que la preparación de unos y otros de cara al encuentro de este sábado dista un abismo debido a los partidos de las respectivas selecciones nacionales. Y el Real Madrid está acostumbrado a estas situaciones por las fechas FIFA, pero no deja de ser tremendamente llamativas las diferencias entre ambos clubes teniendo en cuenta que son dos de los clubes más importantes del país. Y los números lo dicen todo.

Pues el Sevilla apenas ha tenido que despedirse de cuatro jugadores internacionales en los últimos diez días (Navas, Medel, Spahic y Rakitic), mientras que el Real Madrid ha contado con hasta cuatro veces más ausencias: 17 internacionales. Un número que por cierto ha crecido en la Casa Blanca respecto a temporadas anteriores tras las llegadas de Luka Modric (Croacia), Nacho Fernández (España Sub-21), y el regreso ya definitivo de Marcelo con Brasil.

En total, un 70% de la plantilla merengue ha estado fuera, y no será hasta este miércoles cuando José Mourinho pueda preparar el choque del sábado con toda su plantilla, con apenas tres días por delante. Mientras tanto, en el otro lado de la balanza, Míchel ha aprovechado estas dos semanas con casi todos sus efectivos disponibles para jugar dos partidos amistosos, ante el Mérida el jueves (0-3) y ante el Flamurtari Vlora albanés el domingo (1-2). Como si de una extensión de la pretemporada se tratara, para seguir afinando la forma física de sus jugadores, así como los automatismos tácticos.

Y a esto hay que sumarle que la pretemporada del Real Madrid ha venido marcada por que muchos jugadores se incorporaron más tarde debido a la disputa de la Eurocopa, y al calendario tan apretado y empinado en este inicio de temporada. No en vano, en menos de un mes de competición ha encarado ya dos Clásicos de Supercopa, el partido ante el Valencia de la primera jornada, y este encuentro en el Sánchez Pizjuán en la cuarta.

Lo que acentúa un poco más si cabe las diferencias de preparación con las que llegan los dos equipos al partido de este sábado. Pues mientras el Real Madrid se ha encontrado con una pretemporada atropellada y un inicio de curso más que abrupto, el Sevilla llega con una preparación menos cargada, y con dos partidos oficiales menos en sus piernas, toda vez que esta temporada no jugará en Europa. Y aunque el Sevilla ha tenido un calendario similar al Real Madrid (Getafe, Granada y Rayo Vallecano), de momento no se ha visto las caras con el Valencia, el que fue el tercer clasificado de la pasada Liga.

Pequeños detalles que, unidos, pueden hacer que el Sevilla iguale las fuerzas con el Real Madrid. O las supere. Hasta el momento, seguro que todas estas circunstancias algo han influido en el pobre rendimiento que viene dando el Real Madrid en la Liga. Y el sábado, y con el partido ante el Manchester City doblando la esquina, será momento de comprobar si los hombres de José Mourinho son capaces de sobreponerse a todos estos obstáculos como han solido hacer anteriormente, o si finalmente José María Del Nido se llenará los bolsillos con sus predicciones.

Artículos relacionados