thumbnail Hola,

El técnico serbio habló en los micrófonos de la Cadena Ser para analizar la gestión de refuerzos del club y sobre todo, la situación de Alberto Bueno y Manucho

El técnico serbio del Real Valladolid, Miroslav Djukic, ha atendido a los compañeros de la Cadena SER y ha hablado de la gestión de fichajes que ha llevado a cabo la directiva pucelana, una gestión en la que, finalmente, Alberto Bueno y Manucho se quedaron a las órdenes de Djukic después de que este dijera abiertamente que no contara con sus servicios.

El técnico ha aseverado que aquí lo más importante es el club. "Nadie puede olvidarse que aquí lo más importante es el club, que está muy por encima de las personas como Bueno o como yo mismo. Estamos obligados a tomar las decisiones que en cada momento son necesarias para el club. He reconducido  la situación, y no importa ni mi orgullo ni lo que haya dicho antes, en este momento creo que es lo mejor para el grupo. Los jugadores estaban encima de la mesa en los últimos momentos del mercado, no nos iban a dar más de lo que teníamos en casa, y yo no tengo ningún problema en que me callen la boca con sus goles, ojalá. Saldría ante todos y diría: señores me he equivocado, y lo haría encantado", decía el míster.

Pese a los malos gestos de Alberto Bueno, Djukic quiere evitar la polémica. "Es cierto que en alguna ocasión puntual reaccionó mal ante un cambio, nunca se lo tomé en cuenta porque yo he sido jugador. El que quiera ver la polémica ahí se equivoca. Yo le he dicho a la cara al jugador que debe dejar de ser la eterna promesa y convertirse en un jugador de verdad, y para eso necesita el nivel de intensidad que exigimos, sin él, en este equipo, no juega nadie. Esta es la única razón por la que no contaba con Bueno. No me tiene que pedir perdón por nada. Cuando le incorporé le dije, ahí tienes el campo, todo tuyo".

Artículos relacionados