thumbnail Hola,

Los rojiblancos tienen ante sí la gran oportunidad para conseguir firmar una buena temporada y lograr su ansiado regreso a la Champions League

 Adrián Boullosa
 Editorial | Liga BBVA
Síguele en

El Atlético de Madrid lo intentará otra vez. Aunque parezca la misma historia de siempre, esta vez el conjunto colchonero debería conseguir por fin un objetivo que lleva persiguiendo durante varias temporadas.

La Champions League es el gran desafío del proyecto 2.0 de Diego Simeone. Pero también es mucho más que eso: es la viabilidad de un proyecto que, de no conseguir entrar en la máxima competición continental, puede sufrir un duro revés.

La ventaja es que, por primera vez desde que el equipo regresara a Primera División, la plantilla es, en gran medida, la del año pasado. Pese a que las ausencias de Domínguez y Diego se notarán en el rendimiento, lo cierto es que otras grandes estrellas del conjunto colchonero como Falcao, Adrián, Arda o Courtois asumirán este año un rol más importante si cabe.

Pero el Atlético no solo opta a la tercera plaza por méritos propios...

En Valencia, han visto cómo Unai Emery se ha marchado de Mestalla. Pese a ser cuestionado, lo cierto es que los resultados del conjunto ché han sido sensacionales durante todos los años que ha estado el de Hondarribia en el cargo.

Ahora, con la marcha de Jordi Alba, el equipo de la capital del Turia se ha quedado sin un baluarte importante. Dos cambios fundamentales para un Valencia que este años tiene poco que ganar (la tercera plaza es lo mínimo que todo el mundo espera) y mucho que perder.

Y qué decir del Málaga, el otro gran rival del Atlético. El éxodo de grandes jugadores y la inestabilidad del club han provocado que los de Manuel Pellegrini dejen de ser aspirantes a colocarse justo detrás de Real Madrid y Barcelona.

Diez años después del ascenso, en el Vicente Calderón saben que están ante un punto de inflexión. Se trata de asumir el puesto que se merece el Atlético por historia, pero también el que necesita para no hacer más grande su deuda. A partir de este fin de semana, veremos si Simeone y los suyos pueden cumplir expectativas.

Relacionados