thumbnail Hola,

El luso se entrenó este lunes por primera vez con el Real Madrid en el nuevo curso. Una campaña que puede venir marcada por la Champions, el Balón de Oro y su renovación

El Real Madrid ha comenzado este lunes la gira por Estados Unidos, la que es la segunda fase de su pretemporada después de dos semanas en Madrid, esta vez ya con todos los internacionales en la expedición. Incluido Cristiano Ronaldo, como no podía ser de otra manera, que este año tiene un curso especialmente trascendental para recuperar su cetro como mejor jugador del mundo.

Lo fue durante su periplo en el Manchester United, antes de aterrizar al Real Madrid, pero en estos tres últimos años ha sido Lionel Messi el elegido para ocupar ese puesto de honor. Después de una temporada extraordinaria, con el Real Madrid alzándose como campeón de Liga, y habiendo llegado a las semifinales de la Eurocopa cuajando un notable papel, algunos de los posibles objetivos para esta próxima campaña son de lo más ambiciosos:


LA CHAMPIONS LEAGUE


En su primera temporada en el Real Madrid no ganó ningún título. En su segundo año ganó la Copa del Rey, y en su tercero y último, la Liga. Por lógica, esta temporada debe ser la de la Liga de Campeones. Pero no sólo por ello, también por el talento que atesora la plantilla merengue, que se ha quedado en las semifinales los dos últimos años. La Décima es el objetivo soñado por el madridismo, el trofeo que haría que esta plantilla pasara a la historia. Cristiano lo sabe, y seguro que luchará al máximo por ella.


EL BALÓN DE ORO


El galardón al mejor jugador del año es innegablemente uno de los objetivos que tiene Cristiano Ronaldo en la agenda. Es sabido que confluyen muchos factores diferentes entre los votantes al FIFA Balón de Oro, y no todos tienen que ver con lo futbolístico, pero sigue siendo uno de los referentes en el mundo del fútbol. Sabiendo que influyen mucho los títulos colectivos además de las actuaciones individuales, esta temporada Cristiano Ronaldo lo tiene todo a su favor para ganarlo. Sería su particular cambio de ciclo entre Madrid y Barcelona, entre Ronaldo y Messi, un empujón más a su carrera.


RENOVAR CON EL REAL MADRID


Es vox populi que el Real Madrid ya ha iniciado los contactos con los agentes de Cristiano Ronaldo para renovar con el club blanco. La predisposición del jugador es total, pero también pretenden una subida de sueldo, acorde al que es uno de los mejores jugadores del mundo cuando hay algunos jugadores no en su mismo escalón y que cobran más que él. El Real Madrid también estaría encantado de seguir contando con Ronaldo, pero el problema está en el enorme desembolso económico que tendría que hacer debido a la supresión de la Ley Beckham, teniendo que tributar a partir del momento de su renovación un 52% en IRPF. Resolver este gran problema y confirmar la continuidad del matrimonio Ronaldo-Madrid sería sin duda una de las mejores noticias que le puede dar este curso venidero.


UN LAVADO DE IMAGEN


Dicen quienes le conocen que es una persona normal, muy amigable. Son varias las acciones solidarias que se le conocen, y cuando habla en ruedas de prensa o entrevistas se percibe a un Ronaldo muy humano. Sin embargo, la imagen que tiene la afición en su imaginario dista mucho de ello. Ya ha pulido muchos de los gestos grandilocuentes que solía repetir partido tras partido, pero esta temporada ha dado el cante con algunas declaraciones bastante desafortunadas, como aquella en la que decía que los que le pitaban y le gritaban ‘Messi, Messi’ le tenían envidia “por ser rico, guapo y un buen jugador”. Si pule detalles como ésos y enfatiza algunas de sus cualidades más humanas, podrá acabar con esas etiquetas que tanto le perjudican en ocasiones.


LA ESPINA DE LOS PENALTIES


Resulta paradójico que uno de los mejores lanzadores de penalties, que ha estado a punto de batir el récord de penalties seguidos transformados en la pasada campaña, tenga como espina clavada el lanzamiento de penalties. Pero así lo aseguró él mismo finalizada la temporada después de fallar el de la tanda de la semifinal de la Champions. Espina agravada al no poder tirar siquiera en la tanda de penalties de las semifinales de la Eurocopa.

Artículos relacionados