thumbnail Hola,

El delantero argentino, después de haber roto todos los récords, tiene el reto de vencerse a sí mismo en la próxima temporada que está por comenzar

Lionel Messi está ansioso por iniciar la temporada, como cada año, el argentino regresa de sus vacaciones con anticipación para empezar a ponerse a tope en los días previos a la cita en la que todos los jugadores se reúnen para comenzar los entrenamientos y encarar la pretemporada.

Lejos quedaron los tiempos de aquel pequeño Messi que abandonaba el comedor de la Masía siendo el último en terminar de comer y que apenas cruzaba palabras con sus compañeros. Hoy el argentino es un hombre que está consciente de lo que es, lo quiere y lo que vale.

Sin pretensiones ni arrogancia, Messi cerró la pasada temporada con 82 goles y 33 asistencias, lejos quedó el récord del alemán Gerd “Torpedo” Müller de 67 goles en una temporada en Europa. También quedó atrás el mítico César Rodríguez que ostentaba el título de máximo anotador azulgrana. Sus 50 goles en la Liga lo colocan como el actual Pichichi y también ganador de la Bota de Oro de la temporada.

Hasta ahora, el techo de Messi es una incógnita, la Selección Argentina ha sido lo único que no ha cedido ante los encantos de “la Pulga” aunque sus 10 goles con la albiceleste parece que lo están acercando a la gloria de su país natal.

Messi, quien mantiene una constante lucha con su principal competencia, Cristiano Ronaldo, parece no pensar en el portugués, o al menos no le afecta que el luso sea el jugador que durante la temporada se le acerca más para intentar arrebatarle los récords y los goles.


Al ganador de 3 Balón de Oro, parece no importarle mirar por el retrovisor para ver dónde está CR7, pero es claro que la relación argentina-portuguesa es innegable. Ambos jugadores compiten el uno con el otro para intentar ser el mejor, las motivaciones de ambos serán diferentes sin lugar a dudas, pero la competencia, al menos para Messi se ha convertido en algo saludable que lo ha hecho sacar de sí un mejor esfuerzo.


Entre la Liga, Champions League y Copa del Rey, la estrella del Real Madrid sumó un total de 59 goles y 15 asistencias, algo lejano a los 67 tantos que marcó Messi en las mismas competiciones. Todo indica que el argentino no está dispuesto a ceder su trono en el fútbol español y este día, se ha unido a la pretemporada con el equipo desde sus inicios, algo que no hacía desde el 2009.

Messi sabe de la calidad del delantero portugués y sabe también las ganas de éste por coronarse el rey de España. Pero Leo sabe también que hoy se encuentra en el mejor momento de su carrera y es ahora cuando no se podrán bajar los brazos. Si bien Pep Guardiola logró sacar lo mejor del argentino, ahora será Tito Vilanova, quien lo entrenó desde el cadete del Barcelona, quien le dé la continuidad al argentino para seguir escribiendo la historia del mejor jugador del mundo.

Es difícil a estas alturas si Lionel Messi superará la cifra que firmó la temporada pasada, lo que no cabe duda es que volverá a tope para intentar hacer una de sus mejores campañas.

Artículos relacionados