thumbnail Hola,

Bigoleador en la tarde de ayer, el ex del Valencia dio la victoria a los rojiblancos tras salir del banquillo en la segunda mitad

Aritz Aduriz ha vuelto este verano al Athletic en la que es su tercera etapa como jugador rojiblanco. Y lo ha hecho para convertirse en la alternativa al internacional Fernando Llorente en la delantera de Marcelo Bielsa.

En la tarde de ayer, los bilbainos disputaron el primer test de preparación antes de las dos rondas previas de la UEFA Europa League que deberán afrontar en agosto y el delantero donostiarra no pudo tener mejor debut. Suplente, al igual que el otro fichaje del Athletic en este mercado estival, el extremo Isma López, Aduriz sustituyó en la segunda mitad a Óscar de Marcos y media hora le bastó al punta para dar la vuelta a un marcador que se había puesto en contra tras el gol de Zeffane.

Un penalti cometido sobre él mismo y un cabezazo a la red tras centro preciso de Isma fueron suficientes para imponerse a un Olympique de Lyon tan verde o más que el propio Athletic y que desperdició numerosas ocasiones a lo largo del choque para hacer gol.

Los minutos de Aritz Aduriz sobre el terreno de juego del Stade des Alpes de Grenoble no pudieron ser más efectivos. Curiosamente, situación opuesta a la que llevó a dejar el Athletic en el año 2008, cuando un traspaso valorado en 6 millones de euros le llevaba a Mallorca. Sus goles en la capital balear -24- le hicieron fichar un par de temporadas más tarde por un equipo de Champions, el Valencia, conjunto en el que no ha logrado la continuidad que buscaba, a pesar de maximizar su tiempo en el campo -27 goles-.

Ahora, el delantero de San Sebastián vuelve al Athletic en el ocaso de su carrera, una vez superada la treintena. Se enfrenta al doble reto de disputarles la titularidad a los tres atacantes indiscutibles para Bielsa -Muniain, Susaeta y Llorente- y, a su vez, superar su registro goleador de la temporada 2006-2007, cuando consiguió nueve tantos para la disciplina rojiblanca.

La prueba de ayer la superó con nota. No le ha costado carburar y adaptarse al equipo. Si consigue aguantar la exigente pretemporada a la que les someterá Marcelo Bielsa, Aduriz puede convertirse en un gran valor para el técnico rosarino y justificar, a base de goles su regreso a San Mamés. Todo está en sus botas.

Relacionados