thumbnail Hola,

El club verdiblanco sale ventajoso del juicio que tenía pendiente con el entrenador aragonés

El Juzgado de lo Social número 1 de Sevilla ha dado la razón al Betis en el juicio por la reclamación de Víctor Fernández, exentrenador verdiblanco, sobre un incumplimiento de renovación para la temporada 2010-11. El técnico solicitaba 950.000 euros netos como salario de una temporada en un contrato que nunca llegó a concretarse, ya que el elegido finalmente fue Pepe Mel, mientras que sí ha condenado al Betis por 60.000 euros por "daños morales", fallo que ha recurrido el club. 

Víctor Fernández reclamaba 384.000 euros como prima de fichaje, doce mensualidades de 18.000 euros (216.000 euros en total) y 350.000 de incentivo por el ascenso, que finalmente se produjo al término de la temporada. Su defensa alegaba que era prueba de conformidad que el precontrato se mandara al técnico para su revisión y firma, mientras que el Betis no reconocía que este documento fuera válido y, en todo caso, hablaba de cantidades brutas. 

El juzgado mencionado anteriormente no ha estimado que hubiera contrato entre las partes, sólo un acuerdo previo que no significaba que fuera llevado a efecto y por ello ha tumbado la tesis del técnico aragonés. Por ello le exime de pagarle sus emolumentos por una temporada incluidos los citados incentivos, además por un trabajo que no había realizado.

Artículos relacionados