thumbnail Hola,

El capitán del conjunto rojiblanco recibió una la despedida de parte del club, la cual fue muy emotiva y llena de tristeza

El capitán del Atlético de Madrid, Antonio López, recibió una despedida en el Museo del Atlético de Madrid, en la cual estuvieron presentes el presidente del club, directivos y una decena de miembros de la entidad colchonera. El ex capitán rojiblanco, no pudo contener las lágrimas ante los aplausos de todos los presentes.

El defensor de 30 años, ha estado en el equipo desde 2004, cuando llegó procendente del Osasuna. El presidente del Atlético, Enrique Cerezo lo definió como "El mejor amigo de Neptuno", debido a los 3 títulos importantes que ha logrado conseguir con el club durante estas 8 temporadas. “Son pocos los futbolistas que, cómo él, pueden presumir de haber vestido la camiseta durante tantos años y todavía, son menos los que pueden presumir de haber llevado el brazalete durante tantas temporadas. Has sido un jugador fantástico y hombre ejemplar en este club” señaló el directivo colchonero.

Además de esto, Cerezo destacó el gran comportamiento del capitán tanto dentro como fuera de las canchas durante todos estos años. “Ha sido uno de los principales símbolos de nuestra cantera. El jugador que mejor ha encarnado los principios y valores de nuestra entidad. Y que por su cercanía, ha sido un modelo en el que se han reflejado generaciones de niños rojiblancos que aspiran a convertirse, en un futuro, en jugadores del Atlético de Madrid” recordó Cerezo.

El protagonista de la noche se encargó de agradecer a la institución por tantas cosas que le han aportado a su carrera y a su vida. “Siempre me tratasteis como mi familia, me recibisteis con los brazos abiertos. Y en el colegio ‘Amanecer’ me cuidaron como si fueran mis padres. Allí me ayudaron a ser, además de ser mejor futbolista, mejor persona” concretó el ex Osasuna.

Finalmente, López agradeció a la Fundación del Atlético de Madrid por darle sustento a los niños y la formación necesaria, ya que todo esto lo llevó a ser Embajador de Infancias Sin Fronteras. “Construyeron una escuela para dar de comer a mil niños, en la que tuvieran higiene y atención médica, psicológica y deportiva” concluyó el defensor izquierdo.

Artículos relacionados