thumbnail Hola,

El conjunto rojiblanco, que logró la permanencia en Vallecas pese a perder 1-0 gracias al gol de Falcao, concentró más de 6.000 aficionados en el estadio de Los Cármenes

El Granada CF celebró anoche la permanencia en la liga BBVA junto a su afición. La fiesta se hizo esperar, ya que las puertas del estadio de Los Cármenes se abrieron a las 20.30 y la hinchada tuvo que esperar más de dos horas hasta la llegada de la plantilla.

El jefe de comunicación de la entidad nazarí, Javier Rufete, se hizo cargo del micrófono mientras la expedición granadina despegaba desde el aeropuerto de Barajas y comunicaba que “ha habido un problema con el vuelo, pero en una hora tendremos aquí a nuestros héroes”. Mientras tanto, la grada no paraba de cantar las melodías con las que ha acompañado al equipo durante todo el año, que se intensificaron cuando apareció la peña “Sección Kolocón” en el fondo sur del recinto del barrio del Zaidín.

Poco antes de las 23.00 se anunció la llegada del autobús a las inmediaciones del estadio, lo que produjo un nuevo delirio local. Antes de que aparecieran los componentes de la plantilla, se produjo la actuación del grupo granadino “Niños mutantes” que mostraron su apoyo al equipo.

Por fin y tras casi tres horas de larga espera los jugadores fueron apareciendo por el césped, llamados uno a uno. Desfilaban hasta el centro del campo donde les esperaba un escenario preparado para la ocasión. Los más aclamados fueron el capitán Manuel Lucena, que permanece en el club desde 3ª División y ha sido partícipe de tres ascensos, y Guillerme Siqueira, una de las revelaciones de la liga. Se dice que el brasileño tiene muchas novias dentro del panorama nacional e internacional y se le insistió desde la grada en que se quedara en Granada.



Una vez que todos los integrantes de la plantilla y cuerpo técnico estaban en el escenario, tocó el turno de los discursos. Empezó el capitán, Lucena, agradeciendo a la afición todo el apoyo y declarando que “si este equipo es de Primera es porque la gente de la grada también es de Primera”. Después fue el presidente, Enrique Pina, el que cogió el protagonismo y expuso un discurso que sonó a despedida. El murciano declaró que “Florentino Pérez me comunicó que vosotros os llevareis el trofeo a mejor afición que otorga el Real Madrid cada año”. En su turno también declaró  que “no olvidéis los tres años de trabajo que hemos hecho en Granada, siempre hemos luchado por lo mejor para el club”.

No estuvieron todos en la fiesta. Carlos Martins, ídolo local y jugador más determinante de la plantilla se encontraba ya en Portugal por la inminiente operación de su hijo al que se le ha encontrado donante compatible de médula para batir su enfermedad. También faltaron los lesionados Pape Diakathé, Hassan Yebda y el nigerino cedido por el Villarreal, Ike Uche.

La fiesta terminó con la actuación de los compositores del Himno del Granada CF conmemorativo del 80 aniversario de la fundación del club y con un espectáculo de fuegos artificiales que estuvo empañado por la invasión de campo de una minoría de aficionados en busca de fotografiarse con sus ídolos.

Artículos relacionados