thumbnail Hola,

La exhibición ante el APOEL le ha servido para recibir todo tipo de elogios. Lo definen como "el mejor lateral izquierdo del mundo". Este sábado, en Pamplona, debe mostrar su nivel

Por Quillo Barrios Follow adrianboullosa on Twitter

Marcelo Vieira llegó al Real Madrid con 17 años. Debutó con el equipo merengue el siete de enero de 2007 en Riazor. Aquel día, el cuadro blanco perdió 2-0 ante el Deportivo de La Coruña, y el brasileño no destacó por ofrecer un buen nivel.

Sus inicios fueron complicados. De hecho, ni siquiera fue titular indiscutible hasta la temporada 2009/2010, en la que pasó de alternar banquillo con titularidad, para convertirse en un fijo dentro de las alineaciones de Manuel Pellegrini.

Silbado en muchas ocasiones por sus carencias a la hora de defender, Marcelo ha tenido que ganarse al Santiago Bernabéu a base de trabajo, esfuerzo y una gran mejoría que hemos podido notar semana tras semana.

Ahora mismo, el ex de Fluminense ha pasado de ser un jugador demasiado irregular a convertirse, sin lugar a dudas, en uno de los mejores laterales zurdos del mundo, quizás el mejor. Roberto Carlos, que ocupó la banda izquierda del Real Madrid durante muchos años, asegura que Marcelo es mejor que él.

Tiene desparpajo, desborde, gol y una gran capacidad asociativa. Ha aumentado su nivel en defensa y sigue creciendo a un ritmo altísimo. Sus últimos encuentros, en especial el del pasado martes contra el APOEL, le han situado bajo los focos mediáticos.

El Reyno de Navarra será un buen escenario para ver la mejor versión de Marcelo. El de esta noche es uno de esos partidos en los que un crack debe demostrar su valía. Encuentro duro, con mucho en juego y en un escenario hostil. Hoy es el día para dar la razón a los que lo elogian y quitársela a los que no lo ven como una referencia. ¿Lo conseguirá?

¡Toda la información de la Euro 2012 ya está aquí !
Entérate de todos los datos de los equipos participantes, las sedes, los estadios... todo en el microsite de Goal.com ¡No te lo pierdas!

Relacionados