thumbnail Hola,

El meta español se ‘traga’ el gol de falta directa de Marcos Senna, a falta de 8 minutos para el cierre del partido en El Madrigal.

Faltaban ocho minutos para que Real Madrid gane al Villarreal en El Madrigal. Los merengues estaban consiguiendo un triunfo importante, puesto que estaban jugando mal y se alejaban otra vez a ocho puntos del escolta Barcelona. Sin embargo, en escena apareció un actor que nadie esperaba: Iker Casillas. 

El portero blanco, que suele salvar al equipo de José Mourinho con sus espectaculares atajadas, esta vez fue el villano del Madrid. Un Casillas que descuidó su poste en la falta directa que aprovechó Marcos Senna para empatar. El remate del centrocampista hispano brasileño no llevaba riesgo, pero el riesgo se lo inventó San Iker.

El considerado por muchos mejor guardametas del mundo se mandó una cantada que puede costarle muy caro a los merengues. Con ese error, el Real Madrid se priva de tener dos puntos más y de esta forma se queda solamente seis unidades por encima del Barcelona, que tendrá que recibirle en la Jornada 35.

Artículos relacionados