thumbnail Hola,

El argentino le dedicó el primer gol ante Osasuna a uno de sus más grandes admiradores.

Todos sabemos quién es Leo Messi. Ese chico que lo comparan con una pulga por su tamaño y con Diego Maradona por su extraordinaria habilidad con el balón. Semana a semana se encarga de romper con cualquier cantidad de records y a nivel de clubes ya sabe lo que es ganarlo todo. Messi es el mejor del mundo dentro del rectángulo de juego, pero fuera de las canchas también lo es.

Y es que en la celebración de uno de sus goles ante Osasuna tuvo una dedicatoria muy especial. A principio de año, un chico de 11 años, que a los 5 sufrió la amputación de sus dos piernas, acudió a un entrenamiento del Barcelona para hacer su sueño realidad. No era otro que conocer al mejor del mundo.

En aquella ocasión, Messi tuvo el privilegio de realizar un par de toques de pelota con el chico, quien mostró un detalle al argentino que lo conmovió por completo. En la parte de lo que serían los muslos de sus piernas ortopédicas, lleva grabados el nombre de Messi y el número 10, con la misma tipografía que usa el Barcelona en su pantalón.

Meses después, el chico volvió a visitar a Messi para para entrevistarlo e incluir las imágenes en un documental especial que se está haciendo sobre la vida del pequeño, en el que intentan reflejar la lucha que lleva día a día. En ese momento, le preguntó a Messi si podía dedicarle uno de sus tantos goles. En el partido contra el Osasuna, Messi cumplió el sueño del chico.

Al realizar el primer gol ante Osasuna, el crack argentino lo celebró tocándose los muslos como dedicatoria a uno de sus más grandes admiradores. Gestos que son de agradecer para un tipo que es el mejor dentro y fuera del campo. Otros también podrían seguir el ejemplo de la Pulga.

Relacionados