thumbnail Hola,

El de Camas le propinó una patada Messi y luego empujó a Puyol.

Por Alberto Piñero.- (Corresponsal Real Madrid)

Una vez Jeffren marcó el quinto gol del Barcelona y certificó la manita contra el Real Madrid, algún jugador merengue perdió las formas. Mismamente Sergio Ramos, que cuando el partido ya expiraba propinó una dura patada por detrás a Messi completamente consciente de lo que hacía, quizá fruto de la impotencia.

Los jugadores barcelonistas se arremolinaron alrededor de Ramos, y éste todavía empujó a Puyol en otra acción que ya le hubiera valido de por sí la expulsión. Casillas medió para que cundiera la paz, sobre todo parando a Piqué, que acudía exaltado a por Ramos y que poco antes había hecho el gesto de la manita a la grada frente al banquillo merengue.

Sea como fuere, mala imagen del de Camas, que se perderá seguro el choque ante el Valencia en el Bernabéu.

Pinnacle Sports: ¡Mejores cuotas para grandes ganadores!

*Goal.com recomienda jugar con moderación a quienes así lo decidan.

Artículos relacionados