thumbnail Hola,

El canterano cántabro continúa deslumbrando jornada tras jornada y con su actuación ante el Valencia confirma que el Real Madrid ha acertado con su fichaje.

Por Alfonso Loaiza.-

Hay que reconocer que cada día que pasa Sergio Canales se encarga de confirmar el acierto del Real Madrid en su contratación. Lo tiene todo: español, joven, mediático, talentoso como pocos... Cada día va a más. El cántabro marcó dos goles antológicos en el Sánchez Pizjuán para dar la victoria al conjunto santanderino en un estadio donde Barcelona, Madrid, Valencia no han podido batir al Sevilla, también ha llegado con el Racing a semifinales de Copa, siendo capaz de anotar un golazo de falta directa en Cuartos ante el Osasuna, juega hasta lesionado como en el anterior partido, ante el Valencia fue el mejor de largo y ya se ha convertido en un ídolo madridista aun sin vestir la camiseta blanca como se demostró mediante la pitada con que le recibieron mi Vicente Calderón y el Nou Camp. El muchacho soportó los pitos estoicamente y los insultos con una entereza tremenda. Sergio Canales ya es una realidad. Por algo su nombre está en boca de todos.

Canales ha adquirido las delicias de la pierna izquierda de Guti y ha desechado sus torpezas, su desidia, su rebeldía sin causa, adora a Xavi, Iniesta y Silva y su ídolo se llama Zinedine Zidane. Es un tipo humilde y sencillo, con el que comparto generación y hasta coche (peugeot 207). Es un privilegiado, pero no se le ha subido la fama a la cabeza. La edad que ponga en el carnet de identidad de Canales no es relevante. Él es uno de esos adelantados, los llamados JASP: Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados, como Gasol, Nadal, Alonso, Raúl o Casillas cuando empezaron sus carreras deportivas, demuestra una solidez mental y personal impropia para su edad.

Son muchos los que han pedido cautela al joven centrocampista por su corta edad, por si no es el momento preciso, por su formación. Pero los buenos futbolistas tienen siempre algo en común: son cristalinos y se les adivinan las cualidades desde muy niños. Otros aprenden, ellos mejoran. La formación y el progreso depende de la persona, de su ansia, del afán de superación y en el Racing su desarrollo como futbolista se puede resentir ya que el mundo en el que compite se le ha quedado pequeño. El chico lo que quiere demostrar es que es un mago del deporte rey combatiendo con su descaro ante los mejores jugadores del planeta en Competiones Europeas.

De pequeño, un pipiolo de colegio rechazó al Barça para progresar en las escuelas del Racing. Ahora toca madurarlo completamente en la facultad de Valdebebas. Que mejor forma que mejorar y explotar sus excelentes cualidades que por contacto directo con el gran elenco de cracks que está reclutando Florentino. Al lado de Cristiano, Kaká, Xabi Alonso, Higuaín, y compañía se convertirá en el jugador que todos sabemos que lleva dentro. Un futbolista único.

Por cierto, Benzema y Kaká sólo superan al rubito en dos tantos en la competición doméstica, y eso que el jovenzuelo no tira penaltys. El cántabro lleva tantos goles que muchos jugadores madridistas como Van der Vaart, Granero, Guti y Marcelo, que ocupan su posición en el terreno de juego. Y hasta que el propio Raúl. Sergio Canales, lo tiene todo para llenar el hueco que va a dejar el 7 como ídolo nacional. Clase, ambición y juventud. Canales es el futuro del Madrid.

El joven que posee una cláusula de 150 millones de euros, disputará la Pretemporada con el Madrid, aparcará su 207 al lado de tantos audis madridistas y cuando lo veamos en un partido uniformado de blanco y haciendo diabluras no habrá nadie que se planteé su cesión a otro club. Canales sueña con vestirse con la camiseta que vistió Gento, un mito cántabro, y después ir a la Cibeles para festejar un título. El racinguista está en el camino indicado para ser un grande. No pongamos aranceles a los JASP. Hay que dar pista libre a las jóvenes promesas. Son el presente y el futuro del fútbol. Ese futuro que pertenece a quienes como Canales creen en la belleza de los sueños.

PARTIDOS Y CLASIFICACIÓN DE LA LIGA BBVA

La Columna de Ivar Matusevich: Sergio Canales y las vanidades sin respaldo

Encuesta del día

Relacionados