thumbnail Hola,

Seguimos analizando al Barcelona y su manera de hacer del fútbol un compromiso con la belleza. Alfonso Loaiza argumenta por qué el conjunto de Pep Guardiola es el mejor de todos, hoy, ayer y quizás siempre. ¡No te lo pierdas!

Por Alfonso Loaiza.-

El FC Barcelona de Pep Guardiola ya es campeón categórico, absoluto del año 2009, seis de seis, lo que nadie había podido realizar en la centenaria historia del fútbol, un récord rotundo, una marca gloriosa y memorable. Este Barça será eterno, será indeleble e imborrable por y para siempre. El mejor equipo de la historia.

El equipo catalán ha destapado al mundo su propia filosofía, la de demostrar que el fin no justifica los medios que se puede y se debe ganar con la práctica de un juego que es poesía gracias a líricos que cada día son más de todos y que componen un orgasmo para el fútbol.

La cantera, La Masía, prima ante todo, a gusto de Pep, un porterazo Valdés, la mejor pareja de centrales del mundo: Piqué-Puyol, chavales con un porvenir tremendo: Bojan y Jeffren, otros ya más consagrados Busquets y Pedrito que luchan ante Touré y Henry por un puesto en el once que pronto será establecido para los veinteañeros, y por supuesto no nos podemos olvidar de los tres mejores jugadores del mundo: Messi, Xavi e Iniesta.

A esa base se le añadió, de la chistera lo que siempre faltó, músculo y poderío físico con Alves, infatigable que no ha perdido una final desde que llegó a España, al Sevilla de las Uefas, con Keitá también proveniente y fabricado en el equipo de Nervión y con Abidal titular siempre y que poco a poco se hace más fuerte en el lateral izquierdo.

Una gran parte del éxito también es para Samuel Eto'o, otro africano que en el mercado estival fue intercambiado por Ibrahimovic más 55 millones para las arcas del Inter. Un superclase pero falto del gen de la raza negra: infatigables. Por eso, en tres finales disputadas, el sueco no ha logrado anotar un sólo tanto.

Hay poquitos peros para el Barcelona, sin embargo hasta al mejor equipo del mundo se le pueden reprochar cosas como su presidente Laporta ó algunos fichajes como Cáceres, Keirrison, Chigrynski, Henrique... pero claro, la mano de Pep Guardiola le puso su pócima mágica, la piedra filosofal, un aliño en orden y disciplina.

Pep, el hombre seductor que nunca prometió títulos, sino que ha procurado que cada partido fuera una final y que cada minuto tuviera la misma importancia con mucho esfuerzo y poco tiempo, haciendo de un equipo que había perdido las ganas por jugar al fútbol, una maravilla para la vista lleno de canteranos. Imposible mejor debut, entiende a la perfección una premisa: el fútbol es de los futbolistas, por ello desaparece de los focos en los momentos de celebraciones.

El Barcelona ha demostrado una entereza y un estilo únicos con el que aniquilan al rival, le empequeñecen y le hacen vulnerable a través de la posesión de balón. El bueno de Pep acabó sus éxitos de las temporada 2009 como empezó su andadura en el Barça, llorando a tumba abierta, como de renacuajo cuando era recogepelotas en el Camp Nou.

Este Barcelona es pura leyenda, un mito del fútbol que pasará a la Historia canonizada del balompié como el más grande; fiel a un estilo que procede de los genes blaugranas, del "Més que un club" que lleva la elegancia, la clase, el gusto, el espectáculo, el arte a rangos insospechados.

Un homenaje al fútbol, al buen fútbol. Te enamora, te va seduciendo con sus encantos de lírica ancestral que de generación en generación se van heredando en el Barcelona y se transmiten en La Masía desde los tiempos de Cruyff. Un éxito que engrandece a nuestra tierra, por lo que debíamos sentirnos partícipes del éxito y del triunfo blaugrana, todos, incluidos madridistas testarudos.

El Real Madrid el mejor equipo del siglo XX le hizo un obsequio al mejor conjunto de la historia, seis goles ante el Zaragoza en honor a los seis títulos engalanados de blaugrana. El año 2010 promete, el Real Madrid de los galácticos frente al Barcelona de la cantera. En el Madrid los españoles juegan de defensas y hacen el trabajo sucio, pero en la parte de arriba no aparecen ni deciden, para ello están Benzema, Higuaín, Cristiano, Kaká..

En el Barcelona también se sacian en defensa y además deciden y mandan en ataque, entre ese fútbol de los jugones, los grandes poetas del fútbol, del fútbol como escribí, del Nirvana que ha alcanzado evangelizarse como el más grande. En mayo, en sábado, en el Bernabéu puede haber final soñada, final antológica entre dos oponentes superpoderosos.

La trayectoria histórica y el FIFA World Player de la temporada al que optan Iniesta, Xavi y Messi por parte del Barcelona y Kaká y Cristiano por la del Madrid, así lo determinan.

Más tarde veranearemos con ellos, con los Puyol, Piqué, Busquets, Iniesta, Xavi trajeados de rojo por Sudáfrica en el Mundial -deberían también dejarles sacar el billete del viaje a Valdés y a Pedrito- en busca de un título en el que los jugones esperemos que no fallen en su cita con España, con los pueblos, con el mundo, con la historia para bautizarse como una selección legendaria.

Y también para que mi debilidad Andrés Iniesta, que se está ahorrando energías este año -no ha participado en ninguna de las tres finales y el Barça lo ha notado, tampoco en la Confederaciones y caímos derrotados- para exponer al mundo su fútbol sublime que evoca a Zidane y consagrarse como el rey del fútbol en el Mundial, y asó recibir el premio que se merece, el Balón de Oro.

Sólo él encarna y simboliza el silencio en este siglo XX del ruido y en este mundo del fútbol lleno de algarabías y griteríos y sólo él está incrustado en los corazones de todos los aficionados, por eso sea cuál sea el campo en el que juega, Don Iniesta es el único que pase lo que pase, siempre sale ovacionado. La cita tiene fecha y lugar, junio en Sudáfrica.

Simplemente una frase puede resumir la grandeza de este Barcelona. EL MEJOR EQUIPO DE LA HISTORIA.

EL BARCELONA A DOS TOQUES EN GOAL.COM

Relacionados