thumbnail Hola,

El portero blaugrana merece una oportunidad en la Roja. Su desempeño está siendo superlativo.

Antes de empezar a escribir este artículo sabía que el público en general se dispondría en contra. Un obstáculo que no me amedrenta ni me asusta sino que me anima y me empuja con más ánimo y vigor. Sin perder el espíritu polémico y sobre todo sin perder la voluntad de luchar contra las injusticias.

A Valdés no se le ha hecho justicia con equidad y objetividad en muchos ámbitos. Hace años que tendría que haber debutado con la Selección, sólo se le recuerdan sus lógicas pifias y debería tener más reconocimiento social habiendo sido dos veces Zamora y dos veces campeón de la Champions. Es verdad que no le ayuda su forma de ser,estirado,un tanto díscolo, algo chulito y que él colabora muy poco a ser un personaje más simpático y mediático, pero en mi modesta opinión es uno de los mejores porteros del mundo.

Víctor Valdés es el portero olvidado, arrinconado, incomprendido y solitario. Algunos aguardan con entusiasmo que el Zamora perenne de la Mejor Liga del mundo pueda ser convocado con La Roja para el Mundial.



Esta parada valió una Champions League.

Entérense, para llegar tan lejos y ganarlo todo como el Barça del Triplete no es sólo necesario marcar los goles, también pararlos. Víctor lo ha hecho y en los momentos claves suele aparecer y dejarse ver. El sábado el Valencia cerró muchas bocas, enclautradas con sus paradas, que mantienen al Barcelona líder. Un Barça de luto por el grandioso comentarista fallecido Andrés Montes. Un Barcelona que aparcó el Tiki-Taka por un día. Andrés Montes desde el cielo, con una sonrisa le diría a Valdés eso de: ¡Qué Jugón, Valdés!

La pantera de Hospitalet subsiste a pesar de haber sido tratado injusta e indebidamente por la prensa, de estar siempre cuestionado y discutido, como todo portero del conjunto blaugrana,ya que viven en el ostracismo y el  vacío de una portería de dificultad mayor por las comparaciones -como le ocurrió a Reina- con Íker Casillas uno de los mejores de la Historia -sino el mejor-. La coincidencia de nacer en la misma época de un santo prodigio.

Por la tropelía de verter comparaciones con su coetáneo Iker Casillas se arrinconan y se archivan sus intervenciones, como los dos mano a mano en París en la final de la Champions ante Ljunberg y Henry cuando aún el resultado era de 1-1 y que a la postre daría la segunda Copa de Europa de su historia al barcelonismo.

Gay corre contra Usain Bolt, Valdés contra Casillas. Además galopa contra el estilo de juego blaugrana: el delantero es el primer defensor y el portero el primer atacante. Por tanto, El portero aparece poco, pero siempre en situación de máxima exigencia. El portero catalán nos trae el recuerdo de la mirada inyectada de Santi Cañizares, al que ha tenido entre sus referentes por su forma de sentir el oficio de portero, siempre en tensión.



Este es el fruto de sus actuaciones puntuales. Aparece en los momentos justos.

Tengo el pálpito, el latido esperanzador, la corazonada de que el villano se bautizará como un gran héroe. Hasta ahora, siempre sus errores han sido mirados con lupa cirujana y sus aciertos con prismáticos desde la lejanía y el horizonte, como en Stamford Bridge ante el Chelsea o en la final de París ante el Arsenal. El catalán se merece todo nuestro reconocimiento.

Valdés realizó una verdadera actuación, de obra de arte ante el Valencia, mientras la obra maestra de la injusticia es parecer que se es justo sin serlo. Así se persiste aún con la figura del portero de Hospitalet.

Doble V necesita un empujón como punto de inflexión para el impulso de su carrera (la convocatoria con La Roja, una tanda de penaltys), porque de calidad, rebosa.

El Zamora de nuestra Liga y de Europa tiene un nivel de concentración extraodinario, posee grandes reflejos, bloca el balón con una seguridad absoluta, sabe encarar el uno contra uno como muy pocos en el mundo, es el mejor amigo e íntimo inseparable del tierno y dulce Andrés Iniesta y sobre todo, primordial para defender y proteger la portería del Camp Nou, es culé hasta la médula.

No debemos juzgar a Valdés por su fisonomía y menos exentos de palpar sus  cualidades e intervenciones .Un mal portero con muchos defectos no podría haber defendido durante cinco años la portería blaugrana y haber conseguido infinidad de títulos.

Valdés aguarda paciente y sosegado la llamada de la Selección, entretanto es seleccionado entre los 3 mejores cancerberos de la Champions, los 5 mejores del mundo por la revista Onze y es el Zamora de la Liga, ya lo fue dos temporadas.

 Valdés conoce desde hace tiempo el dicho: Los más desgraciados no son los que sufren las injusticias, sino los que las cometen. Del Bosque lo está deletreando, se ubica en el inicio de descubrir  y destapar el refrán. VALDÉS SELECCIÓN.

EL BARÇA A DOS TOQUES EN GOAL.COM

Relacionados