thumbnail Hola,

El 'Pocho' volvió a Italia para testimoniar sobre el caso del Clan Lo Russo, una de las mayores bandas de la Camorra

Ezequiel Lavezzi tuvo que viajar a Italia, donde fue indagado por el fiscal Sergio Amato sobre cuál es la relación que tenía con Antonio Lo Russo, hijo del ex jefe del Clan Lo Russo, Salvatore, y Marco Iorio, otro de los imputados, cuando jugaba en el Napoli.

El delantero del París Saint Germain dijo que desconocía las profesiones de los imputados, pero identificó a Antonio Lo Russo cuando le mostraron una fotografía de él en un partido en el Estadio San Paolo. “Lo conocía como uno de los hinchas del Napoli; vino incluso algunas veces a mi casa. No me pareció nada extraño porque también en Argentina resulta habitual que los jugadores traten con los hinchas", declaró.

“Incluso una vez jugamos a la Playstation juntos, y si mal no recuerdo, también lo he visto en el Estadio”, agregó el jugador de la Selección Argentina.

Asimismo, Lavezzi fue interrogado sobre su vínculo con Marco Iorio, y tuvo que justificar la presencia de algunos objetos personales en la casa del empresario napolitano.  “Cuando tenía que jugar en otra ciudad, por cuestiones de seguridad, le dejaba a Iorio algunos objetos de valor, como los relojes”.

El Clan Lo Russo eran los padrinos de un clan de la mafia siciliana, que actuaban a través de la extorsión e intimidación. Antonio Lo Russo es el único arrepentido.  El caso es extrafutbolístico,  sin embargo, la fiscalía quería escuchar a Ezequiel Lavezzi por el vínculo que tenía con gente de la Camorra.

Artículos relacionados