thumbnail Hola,

El anteriormente entrenador de España Sub-19 se estrena este jueves ante Suiza. Dada su primera convocatoria y los éxitos anteriores, la transición no sería nada traumática

El secreto nacional más importante de España en los últimos años sigue en pie. Pero las competiciones deben seguir su curso aunque aún no se sepa con exactitud por qué está triste Cristiano Ronaldo. Y la selección española jugará este viernes un amistoso contra Arabia Saudí, mientras que la selección española sub-21 jugará ante Suiza este jueves en partido valedero para la clasificación al Europeo de Israel 2013.

Un partido que además será el debut de Julen Lopetegui como seleccionador Sub-21 después de que este verano la RFEF decidiera prescindir de los servicios de Luis Milla, técnico de la selección olímpica que fracasó estrepitosamente en los Juegos Olímpicos de Londres. El que era entrenador de la selección Sub-21 venía cuajando un sobresaliente papel hasta el momento, coronándose como campeón de la Eurocopa de la categoría en 2011 incluso. Y antes, dirigiendo a la selección Sub-19 había sido campeón de los Juegos Mediteráneos en 2009 y subcampeón de la Eurocopa 2010 de la categoría. Sin embargo, pese a este currículum, el desastroso torneo que cuajó España en Londres pesó más para los dirigentes de la Federación.

Así las cosas, se decidió ascender a Julen Lopetegui, que hasta el momento dirigía a la selección española Sub-19, en lo que seguramente sea la forma de encontrar la transición menos traumática de todas. Y es que en la Federación, tanto Luis Milla como Julen Lopetegui y Santi Denia (seleccionador español Sub-17) trabajaban de la mano día a día, participando habitualmente los tres juntos en cada entrenamiento de las distintas categorías, fueran cuales fueran. Así pues, todos compartían los conocimientos sobre los jugadores, los métodos de entrenamiento, los secretos y hasta los rivales.

De hecho, en la primera convocatoria de Julen Lopetegui para conformar la selección española Sub-21 se adivina una línea continuista, más allá de la ausencia de Iker Muniain, es de suponer circunstancial. No obstante, el seleccionador conoce a la mayoría de los jugadores de su etapa en la selección Sub-19 y Sub-20. Y de ahí por ejemplo que haya convocado al debutante Gerard Deulofeu, aún de 18 años.

Asimismo, estos dos primeros encuentros que tiene la selección sub-21 por delante también invitan a una transición lo más placentera posible. Y no ya por enfrentarse a rivales como Suiza y Croacia (el próximo día 10 en Alicante), sino porque la clasificación para el Europeo de Israel 2013 está más que encaminada. España es líder de su grupo con pleno de victorias y necesita apenas un punto en estos dos próximos partidos para sellar matemáticamente su clasificación. Y el propio Julen Lopetegui es optimista.

"Llegamos a estos dos partidos con la ilusión de jugar bien y lograr el punto que nos falta para ser campeones de grupo. Hay que llegar con una buena inercia y una buena trayectoria a los partidos de cruce, que serán duros. Pero de momento, la trayectoria de esta Sub-21 es buenísima, inmejorable" apuntó Lopetegui en rueda de prensa a escasas horas de debutar como seleccionador Sub-21.

Relacionados