thumbnail Hola,

El comodín holandés de la plantilla milanista, no jugó nada el último partido y admite que su meta en San Siro es convertirse en fijo para así poder acudir con la selección.

Ha jugado casi en cualquier posición del terreno de juego durante su carrera pero en Milan, asombrosamente, siempre le situaron como enganche o tre-quartista, un rol al que intentó adaptarse lo mejor que pudo. El Milan del pasado curso sí utilizó en esa demarcación imprevisible a Urby Emanuelson, que ahora se encuentra con una fuerte oposición y parece haber quedado en un segundo plano. Desde la concentración de Holanda admite que su meta es acabar siendo titular para encontrar las llamadas del combinado oranje con regularidad.

"Si juego más estoy bien, que es lo que quiero. Tengo que esperar porque tuve una buena pretemporada y jugué mucho el pasado año, por lo que tengo que seguir concentrado para convertirme en jugador habitual. Ese es mi objetivo aunque tengo que demostrar que lo merezco. El último día no he jugado ni un solo minuto, algo que debo cambiar”, destacó a NUsport.nl en comodín holandés.

Eso sí, admite que “el verano en el Milan ha sido muy agitado y complicado, un periodo difícil para todos con los traspasos”, aunque admite que “hemos logrado calmar todo con la última victoria que nos refuerza en moral y en el proyecto”, ya que la venta de Ibrahimovic “es importante desde el punto de vista de vestuario, ya que tenía  una gran influencia en la forma en que jugamos y líder en muchos aspectos”.

Eso sí, Emanuelson tiene claro que también debe demostrar nivel en la nueva Holanda de Van Gaal porque “no me considero titular y nunca hay que estar satisfecho, sino ir poco a poco ya que para mí es muy importante estar en el equipo nacional y jugar donde el míster crea, ya que puedo jugar donde él quiera y ese no es el problema”.

Artículos relacionados